Lo anuncia el presidente del Gobierno tras el último Consejo de Ministros

 

El trato de España a las pensiones está en línea con el resto de países de la UE.

Por ser el último Consejo de Ministros del año, parece ser que el Gobierno se ha vuelto generoso. Si se ha anunciado que el salario mínimo aumentará en 7 euros en 2011 -¡ya somos ricos!-, también se ha avisado de que las pensiones también sufrirán algunas mejoras. Eso sí, sólo las pensiones mínimas y las no contributivas, ya que las contributivas quedarán congeladas.

Así pues, las pensiones subirán un 1,3% por el objetivo de la inflación del año que viene, además de un 1% por la desviación de precios de este ejercicio. Con estas cifras, la pensión mínima de jubilación sin cónyuge a cargo y la de los viudos y viudas de más de 65 años o de menos de 65 con alguna discapacidad se sitúa en 601,40 euros mensuales, mientras que las pensiones de jubilación de los perceptores de 65 años o más, con cónyuge a cargo, se situarán en 742 euros mensuales, y en 601,40 euros para aquéllos sin cónyuge.

Según el presidente del Gobierno, este incremento de las pensiones demuestra que el Ejecutivo continúa haciendo un esfuerzo especial de solidaridad con los más desfavorecidos. Y por si acaso alguien pudiera quejarse, también ha ofrecido los datos de las pensiones en otros países europeos para indicar que España está en la línea. Lo malo es que esas cifras siempre se dan en porcentajes, pero no en cantidades reales. De nada sirve decir que las pensiones españolas suben mientras las alemanas están congeladas si luego resulta que las germanas son el doble en euros que las españolas. Habrá que saber cómo se sale adelante con una pensión de 600 euros. Gracias a Dios que muestran esa solidaridad con los más desfavorecidos que si no

Andrés Velázquez

[email protected]