La visita de Soraya Sáenz de Santamaría a Jáuregui no aclara nada sobre las medidas económicas a adoptar

 

Esta mañana la popular -y según todas las quinielas futura vicepresidenta política del Gobierno- Soraya Sáenz de Santamaría ha visitado el despacho del ministro de la Presidencia en funciones, Ramón Jáuregui. La intención del encuentro era ir articulando el traspaso de poderes entre el Ejecutivo saliente y el entrante.

La nota oficial de la reunión sólo ha explicado que el Gobierno en funciones mantendrá informado al PP de los asuntos que se vayan a tratar en los próximos Consejos de Ministros y que se buscarán acuerdos en los que requieran una toma de posición política, como las cumbres internacionales. También se ha abordado el calendario de traspaso de poderes propiamente dicho.

Así las cosas, surgen muchas voces que reclaman al presidente de los populares, Mariano Rajoy, que al menos dé el nombre de quien será el futuro ministro de Economía-vicepresidente económico, así como una explicación de las medidas económicas -recortes- que va a tomar.

Una pista de por dónde pueden ir los tiros la dio ayer el presidente de la Generalidad de Cataluña, Artur Mas (CIU), con su anuncio de rebaja generalizada de los sueldos de los empleados públicos, el aumento de las tasas del agua, transportes, matrículas universitarias y gasolina, así como la introducción de un pago por receta de medicamento.

En circunstancias normales, es decir, de no crisis, el mes establecido en la normativa española para el traspaso de poderes no revestiría mayor importancia. Pero es que, en la actual coyuntura, el mes de tardanza y la inconcreción del futuro presidente están provocando la presión del mercado sobre los tipos de la deuda española, como quedó ayer de manifiesto.  

José Ángel Gutiérrez

[email protected]