Ofrece ayuda a las más de 71.000 españoles con ceguera o grave deficiencia visual y auxilia también a discapacitados en HispanoaméricaLa Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2013, en "atención a su extraordinaria labor durante más de tres cuartos de siglo", según ha hecho público este mediodía el jurado encargado de su concesión en Oviedo. Este ha sido el último de los ocho Premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en que cumplen su trigésimo segunda edición. 

La ONCE ofrece a las más de 71.000 personas con ceguera o grave deficiencia visual que viven en España un conjunto de ayudas, la mayoría de carácter gratuito, que van desde la rehabilitación básica y visual, las prestaciones económicas asistenciales y la educación especializada, hasta el acceso a la cultura, el deporte y el fomento del empleo. La entidad está a la cabeza de la creación de empleo para discapacitados en España.

En 2012, un total de 57.168 trabajadores, de los que el 57,1% (32.656) tienen alguna discapacidad, formaban parte de las entidades y sociedades que conforman la ONCE y su Fundación. Ese mismo año, se impartieron cursos en los que participaron más de 37.000 personas.

A través de la Fundación, que se financia con el 3% de las ventas brutas del cupón, se han generado más de 80.000 empleos y solo en 2012 sus cursos beneficiaron a 7.300 personas e intermedió o generó unos 4.200 nuevos puestos de trabajo.

Además,  la ONCE también desarrolla una amplia labor internacional, sobre todo a través de la Fundación ONCE para la Solidaridad con las Personas Ciegas de América Latina (FOAL), creada en 1998 como impulso del Fondo de Cooperación con Iberoamérica existente desde los años 80. Así, la ONCE actúa en 19 países de América con acciones en los ámbitos educativo -beneficiando a más de 121.000 escolares ciegos- y formativo y laboral, llegando en los últimos cuatro años a más de 52.000 personas.

Andrés Velázquez

[email protected]