Los elevados costes de despido ralentizan la creación de empleo, según la OCDEEspaña debería realizar reformas adicionales en su mercado laboral, como reducir aún más unos elevados costes de despido que ralentizan la creación de empleo en un país con una tasa de paro del 26%, dijo el miércoles la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

La OCDE reconoció el éxito de la norma para promover la flexibilidad interna en las empresas, así como para fomentar la contratación indefinida y la moderación de los salarios, aunque instó a vigilar la desigualdad salarial para garantizar que los costes y los beneficios de la reforma sean compartidos de manera equitativa.

"Aún está por ver si la reforma laboral de 2012 es suficiente o no para transformar el mercado de trabajo español en uno que combine la flexibilidad con la equidad y la seguridad de los trabajadores", dijo la OCDE en el estudio, añadiendo que para alcanzar ese objetivo sería deseable aplicar nuevos ajustes "con poco coste social".

Todo esto está muy bien. Pero la OCDE no dice nada de subir el salario mínimo en España, que está en los 645,30 euros brutos al mes, si se efectúa en 14 pagas, o de 752,85 en 12 pagas. Unas cifras considerablemente por debajo de la media europea. Si bajamos costes de despido, que se compense con unos salarios dignos.

Andrés Velázquez
[email protected]