La menor quemó papeles que había recogido de un cúmulo de basura con la intención de hacer fuego para cocinar

Lo cuenta Religión en Libertad. El Vaticano ha afirmado que Rimsha Masih, la menor con Síndrome de Down condenada en Pakistán por quemar textos del Corán, no sabe ni leer ni escribir. Así, el Cardenal Jena Louis Tauran, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso en el Vaticano, ha denunciado que "antes de afirmarse que un texto sagrado era el objeto de burla, deben comprobarse los hechos".

En cualquier caso, una turba de 150 personas quiso quemar viva a la niña en su propia casa tras ser acusada de blasfemia.

Y mientras tanto, la comunidad internacional mira hacia otro lado. ¡Qué vergüenza!

Pablo Ferrer
[email protected]