Cada vez hay menos nacimientos y cada vez son más extramatrimoniales, según el IPFLa natalidad española ha pasado de ser 533.008 nacimientos en 1981 a ser 471.999 nacimientos en el 2011. Esto ha supuesto un descenso en más de 61.000 nacimientos anuales, es decir, un retroceso del 11,5% y a pesar del aumento poblacional en este periodo, según un estudio del Instituto de Política Familiar (IPF).

Además, de cada cien bebés, 37 son hijos de madre no casada. Esto significa que uno de cada 3 niños nace fuera del matrimonio en España. En 2011 nacieron 176.265 niños de madres no casadas sobre un total de 471.999 nacimientos, lo que supone el 37,3% del total. Y de éstos, más de 98.000 nacimientos (el 56%) son de uniones no estables. La proporción de hijos extramatrimoniales aumenta vertiginosamente en España, y se ha está convirtiendo en un fenómeno masivo ha señalado Eduardo Hertfelder, presidente del Instituto de Política Familiar.
 
Este aumento de la natalidad extramatrimonial, prosigue Hertfelder, ha venido sin embargo acompañado de una disminución de la natalidad en general. En efecto, a pesar del descenso paulatino del número de nacimientos en más de 61.000 nacimientos anuales en los últimos años -ha pasado de ser 533.008 nacimientos en 1981 a ser 471.999 nacimientos en el 2011, lo que ha supuesto un descenso del 11,5% y a pesar del aumento poblacional en más de 8,3 millones de personas en este periodo-, por el contrario, el número de nacimientos extramatrimoniales ha aumentado aceleradamente en más de 152.700 nacimientos anuales, esto es, un incremento del 648% -ha pasado de ser tan solo el 4,4 %  (23.550 nacimientos extramatrimoniales de un total de 533.008 nacimientos), a ser más del 37% en el 2011 -176.265 niños de madres no casadas sobre un total de 471.999 nacimientos-.  
 
De los 176.265 nacimientos extramatrimoniales, más de la mitad de los nacimientos extramatrimoniales (98.000, es decir, el 56%) se produjeron en uniones no estables y el resto (78.180 nacimientos, es decir, el 44%) se produjeron en uniones estables.
 
Además, en la mayoría de los nacimientos en las mujeres no casadas fue su primer hijo (63,7%). Sin embargo en las mujeres casadas se repartió entre el primer hijo (el 46%) y el segundo (42,7%). Esto es, mientras en los matrimonios se opta por tener más de 1 hijo, sin embargo, en los no casados -ya sean uniones estables o no estables- se opta, generalmente, por tener 1 hijo.

Andrés Velázquez
[email protected]