• La cifra total de créditos dudosos se sitúa en 178.663 millones de euros, cerca de los niveles previos al rescate bancario.
  • La morosidad hipotecaria en familias alcanza el 5,1% y la de promotores el 31%.
  • Desde el sector se espera que la morosidad siga creciendo en los próximos meses pero a un ritmo menor, hasta que toque techo.
La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito a particulares y empresas ha escalado hasta el 11,9% en el mes de julio, marcando así un nuevo récord histórico, ha informado el Banco de España. El anterior récord histórico se alcanzó en noviembre de 2012, cuando la mora se situó en el 11,38%.

La cifra total de créditos dudosos asciende a 178.663 millones de euros, por encima de los 176.420 millones del mes anterior, y se mantiene cerca de los niveles previos al rescate bancario.

Según explica la institución que dirige Luis María Linde (en la imagen), la mora registró descensos en diciembre de 2012 y febrero de este año por los efectos del traspaso de activos a la Sociedad gestora de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb), primero por parte de las nacionalizadas (Bankia, Novagalicia Banco y Catalunya Banc) y después por las del grupo 2, dentro del que figuran Ceiss, Caja3, Liberbank y BMN. Pero, una vez corregido este efecto, la morosidad bancaria ha retomado su senda alcista y ya encadena cinco subidas consecutivas desde el pasado mes de febrero.

La cartera crediticia conjunta de todas las entidades financieras se situó a cierre de julio en los 1,492 billones de euros, ligeramente por debajo de los 1,519 billones de euros que sumaba en junio. se ha reducido en 27.082 millones de euros respecto al mes anterior. Ante el deterioro de la cartera crediticia, las entidades bancarias han elevado sus provisiones bancarias en julio, tanto por las exigencias de las últimas medidas para sanear el sector como de forma voluntaria, hasta los 118.639 millones de euros, lo que supone un 2% más que en el mes anterior. En julio de 2012, el colchón ascendía a 102.544 millones de euros.

Por otra parte, en el caso de las hipotecas a particulares y familias, la morosidad se ha disparado hasta el 5,16% a cierre de la primera mitad de año, mientras que la del sector promotor inmobiliario superó el 31%, en ambos casos cifras récord.

Las hipotecas morosas sumaban 31.916 millones de euros a finales de junio, para una cartera de 618.663 millones de euros, con lo que la mora llega al 5,16 %, casi dos puntos porcentuales más que hace un año.

Por su parte, la deuda de los promotores inmobiliarios con las entidades financieras españolas alcanzaba 198.431 millones de euros en junio, de los cuales 61.759 millones -el 31,1 %-, eran préstamos morosos, muy por encima del 27,39 % de hace un año.

Las causas de todo ello, bien sabidas: la crisis económica, el paro, la caída del consumo, el estallido de la burbuja inmobiliaria..., la gente no tiene dinero. Aunque desde el sector se espera que la morosidad siga creciendo en los próximos meses pero a un ritmo menor, hasta que toque techo.

Andrés Velázquez
[email protected]