• La morosidad de la banca baja en diciembre tras encadenar 17 subidas y se sitúa en el 10,4%.
  • Cae casi un punto porcentual respecto a noviembre de 2012, cuando llegó al 11,38%.
  • El saldo total de préstamos dudosos baja de 191.000 millones de euros en noviembre hasta 167.000 millones de euros en diciembre de 2012.
La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito a particulares y empresas se ha situado en 10,40% en diciembre, lo que supone un 2,85% más que en diciembre de 2011 (7,55%), según datos publicados por el Banco de España.

El Banco de España explica: "Como cabía esperar, la transferencia de activos a la SAREB, que dirige Belén Romana (en la imagen), entre los que se incluyen préstamos dudosos relacionados con el sector inmobiliario, ha conducido a una disminución significativa del saldo total de préstamos dudosos en el balance del conjunto de las entidades de crédito en diciembre". En este sentido, indica que ese saldo, que se elevaba a 191.000 millones de euros en noviembre de 2012 en el caso del crédito a otros sectores residentes, se redujo hasta 167.000 millones de euros en diciembre.

Sin embargo, ese 10,40% de morosidad en diciembre quiere decir que ha bajado casi un punto porcentual respecto a noviembre de 2012, cuando llegó al 11,38% (el máximo). La causa de esta bajada es la transferencia de activos al llamado 'banco malo' de las entidades del grupo 1 (las nacionalizadas).

Se trata del primer descenso que se registra en la tasa desde junio de 2011, cuando comenzó a encadenar subidas hasta acumular 17 ascensos mensuales consecutivos.

Los créditos morosos totales del sector financiero español bajaron en 24.141 millones de euros en diciembre comparado con noviembre, cinco meses después de que España solicitara el rescate bancario a la Unión Europea, hasta alcanzar los 167.447 millones de euros. En concreto, estos créditos morosos se han alcanzado sobre una cartera crediticia global de 1,604 millones de euros, que se redujo en 79.482 millones frente al mes precedente.

No obstante, lo peor de la crisis no ha pasado y la tendencia de la morosidad seguirá siendo creciente.

Andrés Velázquez
[email protected]