Opina de muchos otros temas como pensiones o la candidatura de Camps, pero no sobre dos próximas leyes de su departamento

Leire Pajín ha hablado este martes en un desayuno informativo y ha tocado muchos temas, algunos propios de su competencia, otros no. Tras una breve reseña curricular por parte del presidente de Europa Press -suponemos que no quería hacer referencia a que no hay mucho que decir de su currículum-, ha ofrecido numerosas cifras para resaltar la maravillosa labor que está llevando a cabo el sistema nacional de salud.
Y luego, las preguntas. La ministra ha hablado de la Ley del Tabaco y de la contaminación de las ciudades españolas. Pero cuando le han preguntado sobre el contenido de la Ley de Muerte Digna y Cuidados Paliativos, su respuesta ha sido que se sabrá dentro de poco su contenido. Ha sido todo un ejercicio de transparencia con relación a una ley que, pese a que desde el Gobierno se diga que no regulará la eutanasia, deja muchos interrogantes y planea numerosas dudas. Pero no ha sido en lo único en lo que no se ha manifestado. También al ser preguntada por la próxima Ley de Igualdad de Trato ha contestado que está en la primer lectura del Consejo de Ministros, pero de su contenido no ha realizado ni un solo comentario.
Le ha dado tiempo a hablar de la sucesión o no de Zapatero, de lo democrático que es el PSOE por permitir primarias antes de la elección de un candidato, de lo progresista que es haber llevado adelante la reforma de las pensiones o del nombramiento de Francisco Camps como candidato a la Generalitat Valenciana por parte del PP pero de lo suyo, poco ha dicho. Eso sí, le ha producido tristeza que una comunidad como la valenciana, tan rica, sea noticia por los escándalos -se refería a los del PP- y su madre habrá sonreído.  
Juan María Piñero
[email protected]