Las videoconferencias que lleva a cabo con los militares no conocen la espontaneidad

 

Todo está muy bien medido. En medio de la carrera sucesoria, un desliz podría ser la tumba.

Cuando uno no sabe de un tema pero tiene que dar una conferencia, lo mejor que puede hacer es que alguien ducho le escriba el texto y que sólo tenga que leerlo. Eso sí, al final, que no haya preguntas o puede haber un patinazo.

Esa es la política que parece seguir la ministra de Defensa Carmen Chacón en las video- conferencias que presenta ante la prensa y en las que se interesa, pregunta y analiza sobre las misiones de las tropas españolas. Lo peligroso de hacerlo ante la prensa es que le pueden descubrir los trucos, como a un mal mago. Así lo ha hecho La Razón con la ministra.

Ha fotografiado el guión de la video-conferencia que ha realizado la ministra, lo que deja a la vista, por un lado, cierto desconocimiento del tema, porque si no, bastaría con estar informado para poder preguntar y profundizar algo; pero sobre todo, que en medio de la carrera por la candidatura socialista, un pequeño error puede resultar fatal. Como se dice en el mundo del periodismo, "no hay mejor improvisación que la que está preparada". Y eso ha sucedido con Carme Chacón. Es un ejemplo más del teatro de la política: no se triunfa si no hay un buen guión.

Juan María Piñero

[email protected]