¿Que sería del 57% de jóvenes sin trabajo existentes en España si no les alimentaran sus padres ¿Y que sería de muchos de esos parados adultos -tasa del 27%- si los abuelos jubilados no les ayudaran con su pensión Es la familia la que soporta la crisis, pero nuestro nunca bien loado Gobierno conservador ha decidido ampliar las ayudas que reciben las familias numerosas con medidas tan radicales como, por ejemplo, el estiramiento de los abonos transporte para todos sus miembros hasta que el benjamín cumpla 21años. ¡Cuánta generosidad!

Esto empieza a ser una coña marinera (y pepera). En un país como España, con la tasa de natalidad más baja de Europa, cuya población disminuye de forma alarmante tanto para la sociedad como para la economía nacional, doña Ana Mato va a ofrecer a las familias numerosas, verdaderos héroes del mundo actual, el chocolate del loro.

Mire usted, si el Gobierno quiere apoyar la natalidad -la apoya aún menos que Zapatero, pues suprimió el 'cheque bebé'- ,que instaure el salario maternal: pagar un salario a cada pareja que decida tener y criara un hijo. Es decir, como se hace en Irlanda, Francia o Bélgica, por citar tres casos. Además, todos los países europeos apoyan la natalidad excepto España. Y no lo hacen por amor a la familia: lo hacen porque el envejecimiento de la población significa la ruina económica del país.

Y lo demás es... el chocolate del loro y un poquito de hipocresía.

Eulogio López
[email protected]