• Los ciudadanos, empapados, han protagonizado escenas dantescas bajo las marquesinas de los autobuses, especialmente en las cabeceras.
  • La capital de España, en alerta amarilla por las precipitaciones, se enfrentaba este viernes a una nueva jornada de huelga de Metro y Autobús.
  • Pero los trabajadores de Metro no paran: han aprobado nuevos paros para los días 22, 26 y 29 de octubre. Todos en horas punta.
  • Se trata de la segunda huelga en una semana.

La meteorología se ha aliado con las reivindicaciones de los sindicatos en un viernes en el que las precipitaciones han colocado a la región de Madrid en alerta amarilla. La huelga ha tenido lugar desde las 6 a las 8 horas de la mañana, precisamente cuando más daño puede hacer a los trabajadores; y desde las 18:30 hasta las 20:30 horas, el momento de regresar a casa.

El panorama, en la mañana del viernes, en algunas marquesinas de autobús de la capital, era dantesco, especialmente en las cabeceras. La EMT ha fijado servicios mínimos para sus líneas diurnas concurrentes con la red de Metro del 40%, al tiempo que los servicios mínimos de las líneas no concurrentes con el suburbano son del 50%.

Metro ha fijado  unos servicios mínimos del 42% por la mañana y del 32% por la tarde, aunque los usuarios, en este caso, tienen al menos donde refugiarse. Mucha más gente de la habitual se ha llevado el coche a Madrid desde el extrarradio, lo que ha provocado tremendas retenciones en diversas carreteras madrileñas como la de Barcelona, La Coruña, Toledo y la M-40. Se han llegado a producir retenciones de 10 kilómetros entre San Fernando y Alcalá, así como en la M-40 entre Colmenar y Pozuelo de Alarcón y en otros tramos, según ha informado la DGT.

Los sindicatos han señalado que la huelga ha tenido un alto seguimiento, pero escaso impacto, dado que consideran los servicios mínimos fijados como excesivos en una huelga convocada en principio para protestar por la reforma laboral emprendida por el Gobierno. UGT y Comisiones obreras firmaron un 'Acta de desacuerdo' con los servicios mínimos fijados por el Consorcio Regional de Transportes para las huelgas que tuvieron lugar el pasado 17 y 21 de septiembre, así como para la de este viernes y las del próximo lunes 1 de octubre. Durante la asamblea de trabajadores del jueves se rechazó una propuesta que planteaba el incumplimiento de los servicios mínimos.

Se celebrará una concentración el lunes, 1 de octubre, en la Puerta del Sol; así como una manifestación que tendrá lugar entre la Plaza de la Villa y la Puerta del Sol el día 18 de octubre. Ambas tendrán lugar a las 18:00.

El jueves los trabajadores de Metro aprobaron en asamblea nuevas movilizaciones y  un calendario de paros parciales en el servicio para los días 22, 26 y 29 de octubre. Serán de tres horas por turno, mientras que los realizados hasta el momento han sido de 120 minutos. Según los sindicatos las razones de las nuevas convocatorias estriban en la vulneracion de la negociación colectiva, la rebaja salarial y la desmesurada subida de las tarifas de Metro.

Mariano Tomás

[email protected]