Sáenz de Santamaría descalifica a los organizadores de las protestas: no han sido ellos los culpables del retraso, sino el interés por conseguir fondos europeos

La Ley Wert de educación no se ha aplazado por las protestas estudiantiles convocadas este jueves, como han titulado algunos medios informativos afines a la oposición al Gobierno. La vicepresidenta de Gobierno lo ha dejado muy claro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrada este viernes. Si se ha aplazado su aprobación, prevista para hoy, es porque quedaban algunos flecos pendientes y también para conseguir ayudas del Fondo Plurianual europeo cuya concesión coincide en estas fechas.

La vicepresidenta ha realizado un encendido discurso de la Ley, ha avisado que no se van a producir cambios en los pilares fundamentales del texto, y ha recordado que con las cifras de fracaso escolar que presenta España -un tercio de los estudiantes abandona en cada cambio de grado educativo-, una reforma como la diseñada por Wert es plenamente necesaria. No se va a ceder en la cuestión lingüística, "el espíritu de la Ley no va a cambiar en ese aspecto" porque "hay que garantizar un sistema que defienda la libertad de los padres a decidir la lengua en la que tienen que estudiar sus hijos"

Sara Olivo
[email protected]