• Luxemburgo supedita ahora el fin del secreto bancario a un pacto de la UE con Suiza.
  • Los 'solidarios' Luxemburgo y Austria mantienen su veto a la nueva directiva de la UE para combatir el fraude fiscal. 
  • Juncker se comprometió a facilitar información fiscal a España y a otros países a partir del ¡1 enero de 2015!
  • El mismo Juncker que era, hasta hace un mes, el presidente del Eurogrupo y una de las figuras clave del proceso de la Unión Europea, todo un constructor de la misma.
Todo un crack, el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker (en la imagen). ESte miércoles ha reiterado que su país está dispuesto a abandonar el secreto bancario en 2015, pero ha supeditado esta decisión a que la UE alcance un acuerdo con Suiza de intercambio de información sobre cuentas de no residentes. Y, atención, bajo el argumento de la competencia, que tiene narices el asunto. Según el luxemburgués, la UE debe negociar primero con Suiza para evitar "situarse en una posición que distorsione la competencia".

"Hemos dicho, en tanto que Gobierno luxemburgués, que estamos dispuestos a introducir el intercambio automático de información el 1 de enero de 2015. Pero a condición de que la UE haya procedido a negociaciones con Suiza y otros países terceros". El primer ministro luxemburgués ha admitido que, debido a la crisis, "hay un sentimiento creciente en nuestras opiniones públicas que reclama una mayor equidad fiscal".

Y encima, a partir de 2015. Recordemos que Jean-Claude Juncker se comprometió a facilitar información fiscal a España y a otros países, pero no lo hará hasta el 1 enero de 2015. El mismo Juncker que era, hasta hace un mes, el presidente del Eurogrupo y una de las figuras clave del proceso de la Unión Europea, la misma que ha discriminado a los depositantes chipriotas.

Luxemburgo y Austria son los únicos países de la UE que mantienen el secreto bancario. A eso se le llama solidaridad con el resto de la Unión...

Andrés Velázquez
[email protected]