Las dos instituciones patronales más importantes se diluyen ante la fuerza emergente del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC)

 

Sus tras cabezas visibles son Telefónica, Santander y La Caixa.

Aunque durante su intervención, tanto Claudio Boada (presidente del Círculo de Empresarios) como Joan Rosell (presidente de la CEOE) negaran que entre ambos se hubiera producido algún encontronazo, lo cierto es que sí lo ha habido, pero las circunstancias han llevado a unirse y presentar un documento conjunto a las dos instituciones para no perder el peso que tienen en el diálogo con el Gobierno y los sindicatos.

Y es que la CEOE y el Círculo se han ido desdibujando ante la fuerza que ha ido tomando el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC) que representa a 17 de las mayores empresas españolas y se ha convertido en la voz de los empresarios ante el Gobierno. No hay más que recordar el enfado que supuso para Joan Rosell el hecho de que no fuera invitado a la última reunión del CEC con el presidente Zapatero en Moncloa -aunque finalmente lo fuera tras la presión que realizó, aunque fuera en un lugar de segunda-.

El CEC, con sus tres empresas insignia como son Telefónica, Santander y La Caixa, ha obligado a que ambas instituciones se presenten conjuntas, pues aunque como ha afirmado Joan Rosell, las instituciones empresariales tienen su "espacio", y contemplan "las mismas prioridades", lo cierto es que la cercanía al poder para poder influir es importante y alejarte de ese centro te hace convertirte en nada. Veremos a qué lleva esta nueva amistad.

Juan María Piñero

[email protected]