• El BdE crea la División de Supervisión de Conducta de Entidades para meter en vereda a los bancos prepotentes.
  • Los inspectores podrán visitar in situ la red de oficinas y proponer medidas correctoras cuando lo estimen necesario.
  • Lo cierto es que siempre se han quejado de la prepotencia de las grandes entidades.
  • Pero parece que la medida llega un poco tarde: la supervisión bancaria dependerá cada vez más del Banco Central Europeo.

El Banco de España (BdE) se ha decidido a poner coto a la chulería de los bancos, sobre todo de los grandes. Ha sido una queja histórica del cuerpo de inspectores a lo largo de los años, aunque no la única. El caso es que el BdE ha anunciado este viernes que "refuerza la supervisión de la transparencia informativa y la conducta de mercado de los bancos". ¿Y eso qué es lo que es

Pues miren, de entrada, implica la creación de una nueva División de Supervisión de Conducta de Entidades y, dentro de ésta, una nueva Unidad de Vigilancia e Inspección. En otras palabras, el BdE quiere meter en vereda a los bancos prepotentes. Y para hacerlo, los inspectores que formen parte de esa nueva Unidad de Vigilancia podrán requerir información, visitar in situ tanto los servicios centrales como la red de oficinas y, si se diera el caso, proponer medidas correctoras a las entidades.

El organismo que dirige Luis María Linde (en la imagen) explica que esta medida, junto a la creación en junio de 2013 del Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones, pretende "responder a la creciente relevancia e impacto social que tiene la relación de las entidades financieras con sus clientes".

La medida, que parece acertada, llega un poco tarde. La supervisión bancaria dependerá cada vez más del Banco Central Europeo -comenzará en noviembre de este año-, aunque todavía tardaremos años en verla totalmente transferida. En cualquier caso, el BdE siempre tendrá que supervisar a las entidades más pequeñas, si es que para entonces queda alguna.

Pablo Ferrer

[email protected]