El IPC cae una décima por el abaratamiento de alimentos y bebidas no alcohólicas y energía

Los precios han vuelto a caer en el mes de junio, de manera que la inflación sigue plana, es decir, que se mueve en cotas muy bajas desde hace diez meses. Así, no termina de desaparecer el fantasma de la deflación, aunque el Gobierno la descarta una y otra vez.

El Índice de Precios de Consumo (IPC), que ha adelantado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE), bajó una décima, respecto a mayo, y se situó en el 0,1%. Una caída provocada por el abaratamiento de alimentos y bebidas no alcohólicas, así como por el de la energía eléctrica.

Habrá que esperar al 11 de julio para ver si se confirman los datos adelantados por el INE, de ser así, se encadenan tres meses de descensos, aunque los precios siguen en terreno positivo, tras el retroceso de marzo (-0,1%).

Respecto al Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), permaneció sin cambios (0%), dos décimas menos que en mayo.

En tasa mensual, el IPC se mantuvo estable, mientras que el IPCA cayó un 0,1%.

Cristina Martín

[email protected]