Unas 3.000 familias recibirán alimentos, medicinas, agua potable, material para refugio y atención médicaLa Iglesia, siempre atenta a ayudar a los más pobres y necesitados, muestra una vez más su sensibilidad ante catástrofes humanitarias. Cáritas Española va a destinar 30.000 euros procedentes de sus fondos de emergencia para ayudar a los miles de damnificados por las graves inundaciones que, desde principios del verano, han asolado el norte de la India, según ha informado la organización sociocaritativa de la Iglesia católica.

Las lluvias torrenciales que están cayendo en el país desde hace unos meses han destruido infraestructuras de comunicación, carreteras, edificios y cosechas y causado la muerte de ganado y animales de granja. Además, han comenzado a propagarse enfermedades infecciosas causadas por la contaminación de las aguas. Por eso, las personas afectadas por las inundaciones están recibiendo materiales de emergencia, como lonas, alimentos y medicinas.

Los beneficiarios de la ayuda de Cáritas serán 3.000 familias vulnerables de 60 aldeas de Uttarakhand; la mayoría de ellas poblaciones aisladas que viven en las montañas, cuyos ingresos dependen de la agricultura y de la cría de ganado, y que tienen un difícil acceso a fuentes de agua segura, atención médica y servicios educativos.

El plan de respuesta a la emergencia y la recuperación de las comunidades afectadas por las inundaciones incluye, entre otras acciones, la distribución de alimentos, medicinas y material para refugios, la creación de campamentos, la oferta de servicios médicos, la recuperación de los medios de vida de las poblaciones damnificadas y el inicio del programa de reducción del riesgo por desastres naturales.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]