• Agua potable, productos de higiene y saneamiento, alimentos, medicinas y refugio temporal son, según el Gobierno filipino, las prioridades inmediatas.
  • El Santo Padre envía una primera ayuda de 150.000 dólares para las Filipinas.
  • Cáritas Española envía 200.000 euros para los damnificados del tifón.
  • La Fundación Pontificia AIN pone en marcha una campaña urgente de oración y recogida de fondos.
  • Los obispos de Filipinas: "La fe de los católicos es más fuerte que el tifón Haiyan".
La Iglesia católica y sus instituciones se están volcando con Filipinas, tras la tragedia natural que ha asolado el país.

Cáritas Filipinas estima que al menos 9,5 millones de personas han quedado afectadas en las Filipinas como consecuencia del tifón. De ellos, más de 3 millones de personas se encuentran en un radio de 30 kilómetros dentro de la ruta seguida por 'Haiyan' -bautizado localmente como 'Yolanda'- a su paso por Filipinas.

En toda esa zona el nivel de destrucción es máximo y las comunidades afectadas carecen de acceso al agua potable, a la comida y a la electricidad. Los equipos de las Naciones Unidas en el terreno han descrito la escena desde el aire como una repetición del tsunami que asoló el Océano Indico en 2004.

Agua potable, productos de higiene y saneamiento, alimentos, medicinas, refugio temporal son, según el Gobierno filipino, las prioridades inmediatas, junto a la retirada de escombros, las tareas logísticas y el restablecimiento de las comunicaciones.

El Papa Francisco, a través del Pontificio Consejo "Cor Unum" ha decidido enviar una primera ayuda de 150.000 dólares para socorrer a la población. Lo indicó la Oficina de Prensa del Vaticano, precisando que "esa suma será repartida mediante la Iglesia local en las regiones más afectadas por la catástrofe, se destina a obras de asistencia en favor de las personas que han tenido que desalojar sus hogares y a aquellos que los han perdido a causa de los aluviones", informa Zenit.

Es, además, según informa "Cor Unum", la primera manifestación, inmediata y concreta, de los sentimientos de cercanía espiritual y paternal aliento del Sumo Pontífice con las personas y los territorios devastados por las inundaciones.

Además, un equipo de Cáritas Filipinas y de miembros de la red internacional de Cáritas presentes en la zona ha llegado en barco a Leyte para evaluar las necesidades más urgentes. La Cáritas local planea enviar equipos de evaluación de daños a varias diócesis pertenecientes a la Arquidiócesis de Palo (en Leyte), a Borongan (en Samar Oriental), al Vicariato Apostólico de Calapan y a San Jose Mindoro en cuanto los canales de comunicación se hayan restablecido.

Mientras tanto, para las diócesis aún no accesibles desde Manila, Caritas Filipinas está coordinando la ayuda a los damnificados mediante la colaboración de aquellas diócesis cercanas con capacidad suficiente para proporcionar los suministros de emergencia necesarios a las personas más vulnerables y hacer las primeras estimaciones.

Por su parte, Cáritas Española, que mantiene desde hace décadas una estrecha relación de cooperación fraterna con ese país asiático, se ha puesto a disposición de Cáritas Filipinas para acompañar su respuesta a la emergencia en el marco de la red internacional. En este sentido, ha aprobado ya el envío urgente de una partida inicial de 200 mil euros para apoyar las acciones de ayuda a las víctimas en esta primara fase de la emergencia.

Asimismo, ha activado una campaña de solidaridad "Cáritas con Filipinas", con objeto de canalizar el compromiso de los donantes españoles con los damnificados del tifón 'Haiyan'.

Para ello, Cáritas española ha habilitado un teléfono para realizar donaciones, el 902.33.99.99, así como algunas cuentas bancarias:

SANTANDER: 0049-1892-60-2510578960

BBVA: 0182-2370-42-0201567458

BANKIA: 2038-1010-61-6000669180

La CAIXA:  2100-5731-71-0200154496

BANCO POPULAR: 0075-0001-88-0607265440

También se ha movilizado la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), que ha puesto en marcha una campaña urgente de oración y recogida de fondos por todas las víctimas y damnificados del tifón 'Haiyan'.

Para ello, AIN ha habilitado también un teléfono: 91/7259212

Así como las cuentas bancarias:

Banco Popular              0075-0080-17-0601667548
Banco Santader            0049-2674-59-2814342966
La Caixa                   2100-2415-42-0200140293
(concepto: Filipinas su nombre y apellido)

AIN recuerda que Filipinas es el país con mayor número de católicos de Asia. Además de pobreza, los cristianos han sufrido persecución religiosa en el sur del país por parte del grupo islámico terrorista Abu Sayya. Pero los obispos filipinos han exhortado el coraje y la fe de este gran pueblo en estos momentos de gran adversidad. "Ninguna calamidad puede apagar el fuego de nuestra esperanza. La fe de los católicos es más fuerte que el tifón Haiyan", han asegurado.

Todas estas iniciativas de la Iglesia católica y sus instituciones necesitan de la generosidad de católicos, cristianos y también de no católicos.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]