La deuda cae al mínimo y se sitúa en los niveles registrados antes de la crisis, en el año 2007Como se sabe, el cierre del grifo de las entidades financieras a familias y empresas es una de las consecuencias de la crisis, que a su vez tiene efectos. Según ha informado este martes el Banco de España, la deuda de las familias volvió a bajar en el mes de octubre y se situó en los niveles registrados antes de la crisis, en el año 2007.

En concreto, la deuda de las familias bajó un 0,31% en el décimo mes del año en comparación con el mes anterior y sumó 838.072 millones de euros, el nivel más bajo desde mayo de 2007. En tasa interanual, la deuda de las familias cayó un 4,1% en octubre. Todo ello por el retroceso de los créditos al consumo, que descendieron un 4%, hasta situarse en 189.805 millones de euros.

De la misma forma, la deuda hipotecaria bajó en octubre un 3,4% en tasa interanual y se situó en 645.440 millones de euros, lo que supone el 77,01% del endeudamiento total de los hogares. Eso también quiere decir que los hogares pagan sus hipotecas religiosamente (los que pueden, evidentemente). Y también significa que la caída de la inversión en vivienda ha sido paralela a la del endeudamiento total, por lo que el importe que las familias destinan a su hogar ocupa la mayor parte de su ahorro.

La deuda de las empresas, por su parte, bajó en octubre un 0,5% en relación a septiembre y sumó 1,206 billones de euros, el nivel más bajo desde noviembre de 2007.

En tasa interanual, la deuda de las empresas descendió un 4,2% debido, sobre todo, a la caída de los préstamos de entidades de crédito residentes y los préstamos titulizados fuera de balance, que se redujeron un 6,8%, hasta los 784.088 millones de euros.

En cambio, los valores distintos de acciones crecieron un 13% en octubre en tasa interanual, hasta los 72.362 millones, mientras que los préstamos al exterior bajaron un 1% en relación al mismo mes de 2011, hasta los 349.763 millones de euros.

Andrés Velázquez
[email protected]