Su puesta en marcha puede encarecer los productos

Por si el precio del petróleo no fuera suficiente inconveniente, los transportistas se encuentran ahora con la Euroviñeta, un peaje para los camiones en autopistas que no son de peaje. La decisión podría provocar incluso el aumento del precio de las mercancías. Un mal panorama para la crisis.

Hay que tener en cuenta que, por territorios, la Euroviñeta beneficia a aquellos países por los que pasa más mercancía. De este modo, los camiones españoles deben atravesar Francia sí o sí para llegar al resto de Europa, excluyendo Portugal. Si deciden continuar con el transporte, pagarán el peaje, si no, otro Estado de la UE con capacidad para vender los mismos productos le sustituirá.

Los beneficiados serían los concesionarios de autopistas, siempre y cuando no se reduzca el tráfico para evitar el coste.

Mariano Tomás

[email protected]