• Es la primera vez que el presupuesto se reduce. Estamos hablando de una Europa de 27 miembros y la cuantía del presupuesto es directamente proporcional a la solidaridad.
  • Ganan Reino Unido y Alemania.
  • Y pierden el sur y los antiguos países comunistas.

Aunque la mona se vista de seda… Por mucho que Mariano Rajoy asegure que se va contento de Bruselas tras aprobar el presupuesto comunitario para 2014-2020, la realidad es que la cumbre ha sido un rotundo fracaso.

Lo ha sido porque el presupuesto europeo se ha reducido en 34.000 millones de euros. Ni siquiera se ha mantenido el anterior, que ya estaba congelado, sino que ha disminuido. Es la primera vez en la historia que sucede, y es la prueba palpable de que estamos ante la Europa -ya de 27 miembros- de los recortes y la insolidaridad. Se supone que, a más miembros, más presupuesto. Pues no; ha sido justo lo contrario.

Concretamente, el techo de gasto para el periodo de tiempo comprendido entre 2014 y 2020 será de 960.000 millones de euros. Con esta cifra salen ganando Reino Unido y Alemania, los contribuyentes netos, que apoyan la austeridad y los ajustes. Además,

David Cameron, ha logrado mantener el cheque británico de 4.000 millones de euros. No en vano, la prensa de su país le considera el gran vencedor de los presupuestos.

Pero volvamos a España. En la rueda de prensa celebrada tras la cumbre, Rajoy ha afirmado que se va contento, y que el acuerdo ha sido positivo para nuestro país. Así, España se mantendrá como receptora neta de ayudas. Aunque pierde 1.000 millones de euros, gana 950 millones para fomentar el empleo juvenil y otros 500 millones para el desarrollo rural.

En cualquier caso, el acuerdo alcanzado en Bruselas supone una seria derrota para Francia, Italia, España y los nuevos miembros de la Unión.

Mariano Tomás

[email protected]