Crece la fertilidad de 1,45 hijos por pareja al 1,6. Pero para lograr el relevo generacional es necesario llegar al 2,1

 

La Comisión Europea presentó a principios de mes el "Tercer Informe sobre Demografía" de la población europea, y lo que sigue mostrando es que el Viejo Continente se está convirtiendo en una realidad. Europa cada día es más vieja.

Aunque el informe señala que la tasa de fertilidad ha aumentado en el último año y que se pasado de 1,45 hijos por pareja hasta 1,6, lo cierto es que con esa cifras no se puede producir un relevo generacional, por lo que Europa sigue en proceso de envejecimiento.

Además, la edad media de las mujeres que da a luz por primera vez ha retrocedido, de manera que la edad más alta para el parto en el 2009 se dio en Irlanda, con 31,2 años de media. Italia se hallaba muy cerca con 31,1 años, mientras que la edad más baja la tenía Bulgaria, con 26,6, y Rumanía, con 26,9. De esta manera, en la mitad de los países que forman parte de la UE, las mujeres tendían a tener más de 30 años en su primer parto.

Pero de todo esto, lo peor es la conclusión que muestra el informe. Que no hay ninguna previsión de que esta tendencia cambie ni de que se pueda alcanzar el nivel de reemplazo. Europa envejece y parece que no importa.

Andrés Velázquez

[email protected]