El caso Palma Arena, los ERE de Andalucía, el hijo de Manuel Chaves... y ahora cocaína

 

Esta mañana, el ex presidente del Gobierno balear, Jaume Matas, llegaba a la Audiencia Provincial de Palma donde se enfrenta al primer juicio por la pieza número 2 del llamado caso Palma Arena por la que la Fiscalía reclama para el ex ministro 8 años de prisión mientras que su defensa pide la libre absolución. El fiscal acusa a Matas de comprar con dinero público a un periodista, según El País.

También esta mañana se sabía que Juan Francisco Trujillo Blanco, chófer del ex director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero, ha confesado a la Policía Judicial que dedicó "a comprar cocaína" para él y para el alto cargo socialista "la mayor parte del dinero" de los 900.000 euros en subvenciones que recibió con cargo al fondo de reptiles utilizado por el Gobierno andaluz para financiar los ERE fraudulentos, informaba ABC.

Y para más inri, según El Mundo, un informe del Grupo de Blanqueo de Capitales de la Policía Nacional sitúa a Iván Chaves, hijo del ex vicepresidente del Gobierno Manuel Chaves, en el centro de una "trama de tráfico de influencias" que tenía como objetivo conseguir contratos de la Junta de Andalucía en la época que fue presidida por su padre.

Es la España corrupta y podrida. Y luego nos quejamos de que en Europa no se fíen de este país. Normal, porque con el dinero público -con el dinero de todos- se trafica y delinque. Una auténtica vergüenza.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]