El beneficio aumenta un 53,1% en el primer trimestre de 2011

Acciona realiza en los últimos años una transición para abandonar la construcción y las infraestructuras y conseguir un mayor peso de las renovables. Dado que el negocio inmobiliario cae en picado y que la energía verde está de moda, los Entrecanales no han desperdiciado la ocasión para dar el salto.

El plan funciona porque Acciona cerró el primer trimestre de 2011 con un beneficio de 56 millones de euros, un 53,1% más que en el mismo período de 2010. La cifra de negocio cayó un 4,7% lastrada por la construcción, mientras el EBITDA creció un 12,3%.

La subida de los precios de la energía y la entrada en funcionamiento de 283 MW han impulsado el crecimiento de la división de renovables. De hecho, esta fue la única rama que aumentó su facturación entre enero y marzo de este año.

La energía ha pasado de aportar el 75,4% al EBITDA al 84%, mientras infraestructuras pasa del 15,9% al 12,9% e Inmobiliaria del 3,3% al 1,5%.

Mariano Tomás

[email protected]