• Según el Banco de España, el PIB cayó un 1,3% en tasa interanual.
  • Las exportaciones reales de bienes aumentaron un 5,3% y las importaciones un 4%.
  • Ni siquiera el Turismo se salvó de la quema: aunque el gasto total de los turistas extranjeros aumentó un 8,9%, los ingresos reales por turismo cayeron un 2,3%.
  • Además, el paro registrado subió en agosto el 12% y la disminución de empleo se intensificó un 1% interanual, hasta el 4,6%.
  • El número de afiliados a la Seguridad Social cayó un 3,5% interanual en agosto. Los costes laborales descendieron un 0,6%, hasta el –2,1%.
  • Y a todo esto, el IPC elevó cinco décimas su ritmo de crecimiento, hasta el 2,7%, por los precios energéticos, que crecieron un 11,9% interanual.
Este miércoles ha informado el Banco de España en su boletín económico correspondiente al mes de septiembre de que el PIB de la economía española descendió el 0,4 % en términos intertrimestrales en el segundo trimestre de 2012, lo que supuso una décima más en el ritmo de caída respecto al primer trimestre del año. Mientras que, en términos interanuales, "la tasa de variación del PIB se situó en el –1,3 %, frente al –0,6 % del primer trimestre".

En el tercer trimestre, el Banco de España, que dirige Luis María Linde (en la imagen), observa que casi todos los indicadores de la economía siguieron empeorando, como la inversión en bienes de equipo o la inversión en construcción, que continúa el fuerte ajuste experimentado de los últimos años.

En relación al consumo privado, el banco emisor destaca el deterioro de la confianza de los hogares en julio y en agosto, así como el empeoramiento de los indicadores cualitativos del sector, menos las matriculaciones, que experimentaron un notable aumento intermensual en agosto por el adelantamiento de las compras ante la subida de IVA.

Por otra parte, las exportaciones reales de bienes aumentaron un 5,3 % interanual en julio, por encima del 2,7 % registrado en el segundo trimestre. "Por grupos de productos destacaron los avances en las ventas de alimentos y de bienes intermedios, mientras que cayeron las exportaciones de bienes de consumo duradero y de bienes de equipo", explica la entidad. Mientras que las importaciones reales de bienes, por su parte, se incrementaron un 4 % en términos interanuales, lo que contrasta con el descenso del 7 % observado en el segundo trimestre. "Las compras avanzaron con más intensidad en el caso de los bienes intermedios, mientras que, como ocurrió con las exportaciones, descendieron las importaciones de bienes de consumo duradero y de bienes de equipo", apunta el Banco de España.

Los ingresos reales por turismo crecieron un 2,7 % intertrimestral en el segundo trimestre del año, frente al retroceso del 3,7 % del primero. "No obstante, en tasa interanual cayeron un 2,3 %, en parte porque la comparación interanual se realiza frente a un período de 2011 que fue inusualmente favorable como consecuencia de los efectos de la primavera árabe", explica la entidad que preside Luis María Linde. Los indicadores referidos al tercer trimestre apuntan a una mejora interanual. Así, las entradas de turistas no residentes crecieron cerca del 5 % en la media de julio y agosto en comparación con el mismo mes de 2011.

No obstante, el gasto total nominal de los turistas no residentes mantuvo en julio su tendencia expansiva, al aumentar un 8,9 % interanual, como consecuencia del dinamismo tanto de las entradas de turistas como de su gasto medio.

En los meses de verano, el número de afiliados a la Seguridad Social prosiguió su descenso en términos interanuales, con una caída del 3,5 % en agosto. Por su parte, el paro registrado, aunque mantuvo su tendencia al alza, estabilizó su tasa de variación interanual en agosto en el 12 %, igual a la observada en el mes de junio. La entidad también informa de que el ritmo interanual de disminución de empleo en el conjunto de la economía se intensificó 1 punto porcentual, hasta el 4,6 %, lo cual contribuyó a que la productividad aparente continuara acelerando su tasa de crecimiento, hasta alcanzar el 3,5 %. "Dado que la remuneración por asalariado se ralentizó en dos décimas hasta el 1,3 %, los costes laborales unitarios intensificaron su ritmo de descenso en 0,6 puntos porcentuales, hasta el –2,1 %", añade.

Por lo que respecta a la política fiscal, "los desarrollos más recientes siguen estando marcados por la necesidad de cumplir con los objetivos de déficit de las AAPP, fijados por el ECOFIN en julio de este año en el 6,3 % y el 4,5 % del PIB en 2012 y 2013, respectivamente", explica el Banco de España.

En relación con los datos más recientes sobre ejecución presupuestaria, "el Estado acumuló entre enero y julio un déficit de 48,5 mm de euros conforme a la metodología de la Contabilidad Nacional, es decir, del 4,6 % del PIB frente al 3,6 % del PIB en el mismo período del año anterior", afirma el banco.

No obstante, este deterioro del déficit del Estado con respecto al año previo "se irá corrigiendo parcialmente en lo que resta de 2012 en la medida en que se vaya regularizando el flujo de transferencias entre Administraciones Públicas, que en los primeros trimestres del año se ha visto alterado por los pagos adelantados del Estado a otras Administraciones. En particular, los anticipos de pagos recibidos por el Estado han contribuido a que el conjunto de las Comunidades Autónomas haya registrado un déficit del 0,77 % del PIB en el primer semestre del año en términos de Contabilidad Nacional (0,9 % si se corrigen los adelantos), frente al objetivo de déficit del 1,5 % acordado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera para el conjunto de 2012", añade la entidad.

El coste por trabajador y mes en la economía no agrícola, según la información de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral, se redujo un 0,3 % interanual en el segundo trimestre. Por su parte, la información más reciente, relativa al desarrollo de la negociación colectiva hasta el 31 de agosto, apunta "al mantenimiento de la tendencia gradual de moderación salarial en el tercer trimestre, si bien la negociación se encuentra hasta la fecha bastante retrasada y contempla un porcentaje muy reducido de convenios de nueva firma, lo que resta representatividad al aumento medio pactado. Concretamente, la tasa de crecimiento de las tarifas fue del 1,47 % en agosto (casi 1 pp inferior a la de enero de 2012), como resultado de un aumento salarial de los convenios revisados del 1,60 %, notablemente superior al de los convenios de nueva firma, que fue del 0,87 %", explica la entidad que preside Luis María Linde.

En el mes de agosto, el IPC elevó cinco décimas su ritmo de crecimiento interanual, hasta el 2,7%. Este repunte de la inflación respondió, fundamentalmente, al comportamiento de los precios energéticos, que crecieron un 11,9 % interanual (4,1 punto porcentual más que el mes precedente). "También contribuyeron a esa evolución la aceleración de los precios de los alimentos no elaborados (cuya tasa de variación interanual aumentó siete décimas, hasta el 2,7 %) y, en menor medida, de los servicios (cuyo ritmo de avance repuntó 0,1 punto porcentual, hasta el 1,1 %). Por el contrario, los precios de los bienes industriales no energéticos moderaron tres décimas su ritmo de avance, hasta el 0,7 %. Finalmente, los precios de los alimentos elaborados crecieron 3,2 punto porcentual, tasa idéntica a la de julio", añade.

Las rentabilidades de la deuda pública han retrocedido durante agosto y los días transcurridos del mes corriente. "La de las letras del Tesoro entre seis y doce meses y la de los bonos a diez años se han situado, en el promedio de las tres primeras semanas de septiembre, en el 2,43 % y el 5,94 %, respectivamente, lo que supone un descenso de 83 pb y 85 pb en relación con las correspondientes cifras de julio", señala el Banco de España.

Del mismo modo, "se registraron disminuciones en el diferencial de rentabilidad con el bono alemán a diez años y en las primas de los seguros de riesgo crediticio a cinco años de las empresas no financieras españolas, alcanzando valores medios de 443 pb y 300 pb, respectivamente, unos niveles significativamente inferiores a los observados en julio", añade.

Andrés Velázquez
[email protected]