• El presidente del Gobierno reivindicó en México las políticas de control del déficit y deuda públicos.
  • Sin embargo, la deuda del Estado ha alcanzado un nuevo récord en el tercer trimestre del año al sumar 1.020.236 millones de euros, lo que supone el 96,8% del PIB.
  • Recientemente, tanto la Comisión Europea como Luis María Linde (Banco de España) pusieron en duda el cumplimiento del déficit de España para el año 2015.
  • Así que el optimismo económico de Rajoy puede no estar tan justificado...
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (en la imagen) ha vendido durante su reciente viaje a la Cumbre Iberoamericana de Veracruz (México) la recuperación económica de España. En concreto, el jefe del Ejecutivo español reivindicó que «las buenas políticas» para crear crecimiento son las que ponen en marcha reformas estructurales para «liberalizar» y «flexibilizar», combinadas con políticas de control del déficit y deuda públicos.

Además, Rajoy lanzó ayer jueves un mensaje de optimismo sobre la situación económica en España, quizá excesivo. "Hoy podemos decir que en muchos aspectos la crisis ya es historia del pasado, y que estas Navidades van a ser las primeras de la recuperación", apuntó.

Pues bien: según ha informado hoy viernes el Banco de España, la deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó un nuevo récord en el tercer trimestre del año al sumar 1.020.236 millones de euros, lo que supone el 96,8% del PIB y un incremento del 0,75% en relación con el trimestre anterior.

La deuda del Estado se situó en 891.936 millones de euros, también nuevo récord, lo que supone ya el 84,6% del PIB y un aumento del 0,75% respecto al segundo trimestre, mientras que el endeudamiento de las comunidades autónomas repuntó hasta los 232.009 millones de euros, un 1,6% más que entre abril y junio de este año.

Las corporaciones locales, en cambio, redujeron su deuda un 2,88% en el tercer trimestre, con un importe de 40.781 millones de euros, el 3,9% del PIB, mientras que la Seguridad Social registró una deuda de 17.200 millones de euros, prácticamente el mismo importe que un trimestre antes (17.203 millones), lo que supone el 1,6% del PIB.

A todo ello se une que, recientemente, la Comisión Europea puso en duda el cumplimiento del déficit de España para el año 2015. La CE afirmó que el presupuesto de España está "en riesgo de incumplimiento de las disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento". En concreto, en el año 2015 -según la CE-, el déficit de España se situará en el 4,6%, cuatro décimas por encima del objetivo del 4,2% pactado con la UE.

El cumplimiento del déficit para el año 2015 (que se cifra en el 4,2 %) también lo puso en duda recientemente el gobernador del Banco de España, Luis María Linde. Cree que el crecimiento de la economía española no está "exento de riesgos" ante la peor evolución del PIB de la zona Euro en los últimos meses y advierte de que el cumplimiento del objetivo de déficit público para 2015 será más difícil que el de este año. "El aumento de los ingresos o la contención del gasto en el último cuatrimestre deberán resultar superiores a lo observado entre enero y agosto", dijo. 

Así que el optimismo de Rajoy puede no estar tan justificado como él argumenta...

Andrés Velázquez
[email protected]