En el cuarto trimestre aumenta el número de mujeres ocupadas (27.900), mientras 166.500 varones pierden su empleo
Pese a todo, la tasa de paro masculina (19,95%) es inferior a la femenina (20,79%)
Los datos que ofrece el Instituto Nacional de Estadística sobre la Encuesta de Población Activa (EPA) muestran también diferencias entre los efectos del paro según sexos.
En el último trimestre de 2010, la ocupación entre las mujeres ha obtenido mejores resultados con un crecimiento de 27.900 trabajadoras, mientras que los hombres han perdido 166.500 puestos de trabajo, lo que ha conlleva que el paro haya aumentado en 121.900 personas en el cuarto trimestre.
Además, en cifras interanuales, prácticamente el total de la destrucción de empleo se da entre los hombres, ya que los ocupados bajan en 231.000, mientras que las mujeres ocupadas lo hacen solamente en 6.800).
Esta tendencia también se ve reflejada en el incremento del desempleo que afecta en mayor medida a los varones (65.100 más) que a las mujeres (56.800). Sin embargo, pese a estas cifras, la tasa de paro masculina continúa siendo inferior -es del 19,95%- mientras que la femenina es del 20,79%.
Juan María Piñero
[email protected]