La entidad, 'vigilada' por Wall Street, culpa de los resultados a la depreciación del rublo y a la incertidumbre política

La banca francesa preocupa a Wall Street: está sobredimensionada y es ineficiente. De su salud depende en gran medida, argumentan los gurús, la estabilidad financiera europea. Esta mañana ha anunciado sus resultados Société Générale, que no son precisamente excelentes. El banco francés ha ganado 315 millones de euros netos en el primer trimestre, el 13,4% menos que en mismo periodo de 2013.

Société Générale ha culpado de los resultados, en una nota, al impacto de la depreciación de sus actividades en Rusia, que cifra en 525 millones de euros. Ahí se padece la caída del rublo y la incertidumbre política por la Ucrania.

El producto neto bancario aumentó un 3,3%, hasta 5.676 millones de euros, y el resultado de explotación ascendió a 1.287 millones, frente a los 745 millones del primer trimestre de 2013.

Mariano Tomás

[email protected]