La marca finlandesa se alía con Microsoft para enfrentarse a Apple

Nokia, una de las principales marcas de móviles, se ha visto amenazada en los últimos años por los diseños de Apple. La innovación de los iPhone inició una guerra en la algunos decidieron retirarse a tiempo mientras despuntaban nuevos competidores como HTC. Mientras, Google se prepara para convertirse no solo en proveedor de sistemas operativos, sino en fabricante de dispositivos.

Hasta que se resuelvan las demandas que Nokia y Apple se cruzaron por la supuesta copia de patentes, quienes llevan las de perder en el mercado son los finlandeses. Los beneficios de Nokia llegaron a caer un 90% en el primer trimestre de 2009. En 2011 la compañía se ha visto obligada a presentar un nuevo plan estratégico que pasa por la reestructuración y por una asociación con Microsoft para incorporar Windows en los nuevos teléfonos en lugar del antiguo sistema operativo, Symbian.

Este último dato hace pensar que el problema de Nokia no se deba en exclusiva a una caída en el consumo, sino a la falta de capacidad para responder a las demandas de los consumidores. De hecho, los resultados de Apple en el cuarto trimestre de 2010 aumentaron un 77% con respecto al mismo período del ejercicio anterior gracias a un aumento del 86% en las ventas de iPhone.

Mariano Tomás

[email protected]