Es la máxima caída de la historia. Desde 2007, la producción se ha desplomado un 75%

El consumo de cemento ha sufrido un descenso histórico en 2012 con una caída record del 34%. Sólo se han comprado 13,5 millones de toneladas de cemento según datos de Oficemen, la agrupación de fabricantes de Cementos de España. Fuentes del sector lo atribuyen al desenso de la construcción.

Las perspectivas eran negativas, pero han superado las peores previsiones. De hecho, las cementeras, como Cemex, acometieron en el pasado año procesos de reestructuración. La multinacional mexicana abrió un ERE por el que pretendía despedir a 370 personasl. Finalmente cerró con los sindicatos un acuerdo para que sólo fueran 280 personas.

Desde el inicio de la crisis el consumo de cemento ha disminuido un 75%. En 2007, llegaron a producirse 56 millones de toneladas, el máximo histórico en el sector. "Nos enfrentamos a un dato sintomático del pésimo estado de salud del mercado cementero español que, dados los actuales niveles de consumo y con caídas tan elevadas, ve alejarse aún más su horizonte de recuperación", ha manifestado el director general de Oficemen, Aniceto Zaragoza.

Andrés Velázquez
[email protected]