Cometió irregularidades en el traspaso de clientes desde la comercializadora de último recurso de luz hasta la comercializadora en mercado libre

Aunque la compañía afirma que no está de acuerdo y que recurrirá su contenido por la vía contencioso-administrativa ante la Audiencia Nacional, lo cierto es que el proceso de traspaso de clientes se realizó con ciertas irregularidades.

Hay que entender que la comercializadora de último recurso está siempre sujeta a la tarifa de luz más baja aprobada por el Gobierno (no la puede subir sin que lo haga el Ejecutivo), mientras que la comercializadora en mercado libre puede hacer lo que estime oportuno.

Para lograr que clientes de la primera pasaran a la segunda, la compañía presidida por Ignacio Galán inició una agresiva campaña telefónica. En la conversación, el comercial de turno prometía un gran descuento en la factura de la luz el primer año, pero nada decía de las verdaderas intenciones pasado ese tiempo. Tampoco explicaban la diferencia de ambas comercializadoras. Además, el cambio se realizaba con la máxima facilidad, aunque para lo contrario Iberdrola no ponía el mismo empeño.

Ahora, la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) multa a Iberdrola porque considera que la empresa realizó estos traspasos sin recabar el consentimiento expreso del consumidor exigido por la normativa sectorial.

Pablo Ferrer
[email protected]