"Cualquier decisión sobre la solicitud de ayuda financiera compete al Estado miembro afectado", dice la CEEste pasado jueves, la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años superó nuevamente la cota de los 600 puntos básicos, con un interés por encima de 7%, tras las decepcionantes palabras de la marioneta alemana, Mario Draghi, presidente del BCE.

Recordemos que Draghi supeditó ayer la intervención de la entidad que preside en el mercado secundario -comprar deuda española e italiana- a que los países con dificultades soliciten ayuda formal del Fondo Europeo de Estabilidad. "Los gobiernos deben ir al fondo de rescate, el BCE no está para sustituir a los gobiernos". Y añadió que el BCE podría considerar poner en marcha medidas de política monetaria no convencionales en caso de que sea necesario y ha afirmado que "en las próximas semanas" se diseñarán los modos apropiados para su aplicación.

Y esta misma mañana, la Comisión Europea (CE) -otra marioneta de Alemania- aseguraba que por ahora ningún país ha solicitado compra de deuda por parte del fondo de rescate europeo (FEEF) y recordó que si España o cualquier otro país quiere acceder a ese apoyo debe solicitarlo. "Cualquier decisión sobre la solicitud de ayuda financiera del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) o del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) compete al Estado miembro afectado", señaló en rueda de prensa el portavoz comunitario Antoine Colombani. Claro, para que así nos pongan unas condiciones drakonianas, o sea, un rescate, no se sabe si formal o encubierto...

Como hoy explicaba La Vanguardia, España necesita captar 23.884 millones de euros de deuda a largo plazo para cubrir las necesidades de financiación en lo que queda de año, que supone el 27,8% de todo lo previsto para todo el año. La deuda a 10 años se colocó ayer a un tipo medio del 6,647%, frente al 6,430% de la última subasta; y el tipo marginal se situó en el 6,706%, su nivel más alto desde octubre de 2011, por encima del 6,505% de la subasta anterior, o sea, tipos carísimos.

Por eso urge rebajar los tipos que paga España para financiarse. Cuando estas líneas se escriben, la prima de riesgo española está en los 575 puntos con una rentabilidad del 7,09%. Y aunque ha bajado respecto a ayer, a todas luces sigue siendo insostenible -llevamos diciendo esto mucho tiempo, el mismo durante el cual España se ha endeudado por generaciones porque nuestros nietos tendrán que pagar estos altísimos tipos de interés de hoy-...

Y mientras, nadie entiende a Draghi. Y hasta el FMI le ha descalificado al afirmar esta mañana que no se ha hecho lo suficiente para impedir la expansión de la crisis en la eurozona, por lo que ha pedido "un cambio en las políticas del juego", al considerar que la situación está afectando duramente al bloque y a sus vecinos más pequeños.

Lean también las opiniones de los tertulianos esta misma mañana. El mosqueo con Draghi y con la UE es generalizado. Porque si en esto consiste la UE -en que Alemania se financie al 1% y España al 7%-, y Alemania no permite remediarlo, ¿para qué sirve la UE inicialmente creada con fines solidarios?, ¿para qué sirve el BCE?, ¿no sería más barato que dejara de existir el BCE y diese las órdenes directamente Alemania?

Se ha demostrado que Draghi y la CE son meras marionetas de Alemania...

José Ángel Gutiérrez
[email protected]