• Actualmente, un cuarto de los ciudadanos europeos se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social.
  • Y entre los grupos de población afectados el mayor incremento se ha producido entre los desempleados.
  • En todo ello, aunque la CE no la cita, puede reflejarse perfectamente España.
  • El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor, destaca la importancia de "prestar atención no sólo a la creación de empleo, sino también a la calidad de los puestos de trabajo". 
La Comisión Europea (CE) ha advertido hoy martes sobre el aumento del número de trabajadores en riesgo de pobreza registrado en la UE durante 2013, debido a la expansión de los contratos temporales, a las bajadas salariales y por el elevado paro.

Se considera "en riesgo de pobreza" a aquellas personas cuyos ingresos son menores al 60 % de la media nacional, que padecen una "grave privación material" (sus recursos les impiden pagar un alquiler o adquirir ciertos bienes básicos), que han utilizado menos del 20% de su "potencial de trabajo" en el último año o que viven en hogares con un bajo nivel de ingresos.

El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor (en la imagen), ha presentado el tercer informe anual sobre la situación social y laboral en la Unión Europea (UE), correspondiente al año pasado.

Actualmente un cuarto de los ciudadanos europeos se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social, y entre los grupos de población afectados el mayor incremento se ha producido entre los desempleados. Si en España hay un 25% de tasa de paro (un cuarto de los ciudadanos, como dice la CE), nos podemos ver reflejados perfectamente en ese informe.

El riesgo de pobreza también ha aumentado entre los trabajadores, lo que refleja las tendencias de reducción de jornadas laborales y de recortes salariales, señaló el Ejecutivo comunitario.

De entre los europeos que se encontraban en esta situación y encontraron un empleo en 2013, sólo la mitad de ellos consiguió salir del riesgo de pobreza.

Por ello, el comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales señaló la importancia de "prestar atención no sólo a la creación de empleo, sino también a la calidad de los puestos de trabajo". "Sólo así se puede lograr una recuperación sostenible que permita reducir el desempleo pero también la pobreza", recalcó el comisario europeo.

En ningún momento  Laszlo Andor ha citado a España, pero todo lo anterior -elevado número de parados (25%), recortes salariales, contratos basura... es lo que ha traído la crisis a España.

Y también tienen su parte de responsabilidad los gobiernos españoles por, por ejemplo, no aumentar el mísero Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en España está en esos míseros 645 euros mensuales en catorce pagas.

Andrés Velázquez
[email protected]