El aumento del gasto por intereses de la deuda, así como la caída de las cotizaciones de la Seguridad Social, factores determinantesEl informe mensual de La Caixa vaticina que el déficit público español cerrará el año 2012 en el 6,4% frente al 5,3% que estima el Gobierno de Mariano Rajoy en el Plan de Estabilidad pactado con la Comisión Europea. 

La Caixa justifica su previsión por el actual contexto económico y porque los esfuerzos realizados para ajustar el saldo negativo de la Administración Central están teniendo un impacto "muy limitado". También en la caída de las cotizaciones de la Seguridad Social de un 1,5%, que se alejan del incremento del 0,9% previsto para el conjunto del año, y en la dificultad para corregir el déficit -en un -1,5%- de las comunidades autónomas. Asimismo, también va a influir negativamente el aumento del gasto por intereses de la deuda, según la entidad.

Acerca de la última reforma financiera aprobada por el Ejecutivo que incluye las auditorías de las dos consultoras independientes Oliver Wyman y Roland Berger, La Caixa recuerda que también se llevaron a cabo en Portugal e Irlanda, aunque los resultados fueron muy diferentes. En el primero, la valoración se saldó con una mínima reclasificación de activos a créditos problemáticos, mientras que en Irlanda desembocó en importantes inyecciones de capital público. "Esta divergencia aumenta las dudas respecto a la repercusión de la valoración externa sobre el sistema bancario español", señala la entidad. Aunque "muy probablemente" se alejará de las "duras" condiciones exigidas en el caso irlandés.

La Caixa también dice que Europa es la única que puede facilitar el proceso de reconversión de la economía española, con propuestas que van desde una reforma de la negociación del calendario de ajuste hasta la movilización de fondos europeos para fomentar la inversión o la habilitación de mecanismos que reduzcan el coste de la deuda (papel más activo del BCE o eurobonos).

¿Le hará caso el BCE?

Andrés Velázquez
[email protected]