Con la creación de aplicaciones para los relojes SmartWatch y para las Google Glass

La Caixa opta ahora por lanzarse al "wearable banking", es decir, a la "banca portátil" o "banca ponible", que hace referencia a los nuevos servicios financieros adaptados a los dispositivos tecnológicos, que los usuarios llevan puestos o en el bolsillo. Esta apuesta se realiza a través de dos aplicaciones, una para los relojes SmartWatch, y otra para las Google Glass, con las que el usuario podrá seguir la Bolsa en estos relojes inteligentes y utilizar la realidad aumentada para localizar oficinas y convertir divisas.

De esta manera La Caixa se convierte en la primera entidad financiera del mundo, que crea una aplicación en los relojes SmartWatch para poder seguir la evolución de la Bolsa. El usuario podrá elegir los valores e índices de los mercados de todo el mundo y conocer su cotización más reciente, pero si necesita ampliar datos, solo tiene que presionar sobre el valor y accederá automáticamente a la aplicación de La Caixa sobre inversión bursátil para el teléfono móvil.

En cuanto a la aplicación para las Google Glass, se trata de una de las primeras que se desarrolla desde el sector financiero para este gadget. Consiste en un localizador de oficinas de la entidad basado en la realidad aumentada y en un conversor de divisas. La Caixa tiene lista esta aplicación y la publicará cuando Google abra el mercado de aplicaciones para este dispositivo en Estados Unidos.

Esto demuestra que la entidad, que preside Isidro Fainé, es líder mundial en banca móvil y en innovación. Cuenta con 3,9 millones de clientes de servicios móviles y 9 millones de clientes de banca online. Además ha recibido premios por ser uno de los referentes mundiales en innovación, como el premio al banco más innovador del mundo en los Global Banking Innovation Awards. Sin duda, La Caixa sabe bien lo importante que son hoy las nuevas tecnologías y no quiere quedarse atrás en este terreno.

Cristina Martín

[email protected]