• Juan Manuel Abal Medina (padre) es el abogado de Carlos Slim.
  • Juan Abal (hijo) es el jefe de Gabinete de Presidencia y portavoz de Cristina Fernández de Kirchner.
  • Ambos, peronistas radicales, al servicio de la Casa Rosada y del PRI mexicano.
  • Ambos han propiciado el giro copernicano (en un mes) de Pemex: de amigos íntimos de Brufau a lanzar una campaña contra el presidente de Repsol.
  • Si logran el acuerdo de paz con YPF en los términos adecuados, Slim ganaría mucho dinero y Pemex pasaría al ataque directo: hacerse con el control de Repsol.

En un mes, no más, Repsol y la mexicana Pemex (10% de la compañía española) han pasado de amigos íntimos a enemigos irreconciliables. De estar a punto de firmar acuerdos comerciales para México y otros países se ha pasado al nuevo líder de Pemex, Emilio Lozoya, presentando a un acuerdo para firmar la paz con la argentina YPF, acuerdo que no debe resultar muy del agrado de Antonio Brufau que lo llevará al Consejo de Administración de la petrolera.

Al fondo, según recoge hoy al prensa española, la figura de Carlos Slim, aseguradora de Pemex y que algo pinta en México. Y también el nuevo presidente, Enrique Peña Nieto, quien pretende el despertar de un gigante petrolero dormido, como es Pemex.

¿Qué ha pasado Imposible saberlo, pero fuentes de la negociación, o de la batalla, apuntan a este nombre, o doble nombre, que hablamos de padre e hijo: Juan Manuel Abal Medina (en la imagen), abogado y asesor de Carlos Slim, y su hijo, Juan Abal, actual jefe de Gabinete y portavoz de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

La historia del peronista, ligeramente montonero, Juan Manuel Abal Medina es la del regreso a la Argentina de Juan Domingo Perón, tras su exilio en España, recibido por Héctor Cámpora.

Allí estaba Medina que luego, por mor de la inestable política argentina, acabaría en México y se convertiría en abogado y asesor de Carlos Slim (los radicales siempre acaban asesorando a los millonarios, no sé por qué será).

Al tiempo, su hijo, Abal Medina se ha convertido en hombre clave de la Administración Cristina Fernández, donde opera como jefe de Gabinete de Presidencia y portavoz. Hombre clave de la Cámpora, el movimiento radical que rodea a la presidenta argentina, y también de la expropiación-robo de YPF.

Y es que, tal cual está planteado el acuerdo de paz con Argentina, que se votará, hoy jueves, en el Consejo de Repsol, Brufau debería retirar sus demandas ante los organismos internacionales por la expropiación de YPF. En principio, por lo que ha trascendido, a cambio de una compensación mínima que se emplearía en invertir en la robada YPF, en el yacimiento de Vaca Muerta.

¿Por qué este cambio tan copernicano por parte de Pemex Pues sólo existe una explicación: que Pemex utilice el asunto YPF como paso previo para crecer en el exterior y para controlar la petrolera Repsol.

Eulogio López

[email protected]