• La batalla de Madrid se libra... en el seno del PP.
  • Soraya, la más progre del Ejecutivo, utiliza a Cifuentes para quemar al ministro del Interior, Jorge Fernández.
  • La delegada del Gobierno en Madrid presume de abortista, feminista y republicana porque "Soraya me apoya".
  • Otra alternativa es Esperanza Aguirre, a quien intenta boicotear el titular de Justicia.
  • Y la candidatura de Ana Botella a la reelección... dependerá de las encuestas internas del partido.
  • Aznar no se opondría a que su esposa dimitiera tras el verano.
  • La capital representa, además, más del 50% de los votos de toda la comunidad.  

Para un político, el verdadero enemigo nunca está en la oposición, sino en sus propias filas. Ahora mismo, en el seno del PP se libra la batalla por Madrid. Se trata de decidir quién será el cabeza de lista de los populares a la corporación municipal de la capital. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, los más progres del Gabinete y los dos aspirantes a suceder a Rajoy en Moncloa, apuestan por la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes (en la imagen).

Gallardón, porque teme que Rajoy se decida por Esperanza Aguirre, con gran tirón popular a pesar de sus problemas con las multas de tráfico. Al titular de Justicia le aterra una Esperanza alcalde, que ya se sabe que desde la alcaldía de París se puede pasar al Elíseo.

El ministro intenta desde hace tiempo torpedear al PP madrileño, donde no tiene mucha aceptación. Por ejemplo se le acusa de estar detrás del alargado proceso contra Ignacio González por el ático de la Costa del Sol, y de haber filtrado a El Mundo la cuenta en Suiza de Francisco Granados.

Por su parte, Soraya quiere acabar con las carreras políticas de Esperanza Aguirre y de Ana Botella, todo a un tiempo. Pero, sobre todo, utiliza a Cifuentes para debilitar al ministro del Interior, Jorge Fernández. Si algo le molesta a Soraya son los ministros que llevan muchos años de relación personal con Mariano Rajoy. A saber: Margallo, Fernández, Pastor y Cañete. Son los mismos cuatro ministros perpetuamente enfrentados a los "sorayos".

Cifuentes no deja de repetir a los periodistas que cuenta con el apoyo de Soraya y por eso se permite el lujo de ir de abortista, feminista y republicana. Y ahora quiere la Alcaldía de Madrid.

Por su parte, que Ana Botella sea cabeza de lista en las municipales de 2015, depende, sobre todo, de las encuestas del partido. Los sondeos de medios auguran que el PP podría perder tantos las autonómicas como las municipales.

Conste que a José María Aznar no le importaría que su esposa dimitiera como alcaldesa a la vuelta del verano, pero Botella prefiere esperar: un año en política es muy largo. Ahora bien, Rajoy decidirá el candidato según las encuestas internas del partido. Y en el PP de Madrid lo tienen claro: Cifuentes es mal recambio de Botella -ni que fuera popular- mientras Aguirre sí podría remontar en los sondeos.

No olvidemos que Madrid capital representa el 56% de los votos de Madrid Comunidad Autónoma.

Eulogio López

[email protected]