Y mientras, la Fiscalía ve muy improbable la imputación del ex vicealcalde por el caso Madrid Arena.

Las consecuencias políticas del caso Madrid Arena están restando demasiadas energías a la alcaldesa de Madrid, que comienza a acusar, incluso en su aspecto físico, el desgaste al que se está enfrentando.

Este jueves ha comparecido ante los medios de comunicación, y en rueda de prensa ha defendido la honestidad de su vicealcalde, 'dimitido' hace tan sólo veinticuatro horas. Botella ha afirmado que Miguél Ángel Villanueva ha sido un colaborador leal "que ha desempeñado todas sus competencias con el máximo esfuerzo y la máxima honestidad".

No ha querido precisar si echó a Villanueva o fue él quien presentó su dimisión, justificada por el propio vicealcalde como un intento de aportar serenidad tras la tragedia en la que murieron cinco jóvenes, algunos de cuyos detalles, como la actuación del SAMUR en la noche de autos, han conmocionado a la opinión pública española. La alcaldesa, una mujer con una experiencia política muy limitada, se queda completamente sola al suprimir la vicealcaldía. El sacrificio de Villanueva puede demostrarse como inutil. De hecho, Manuel Moix, Fiscal Superior de Madrid ha manifestado que "ve muy improbable la imputación de Villanueva" por la tragedia del Madrid Arena.

Rajoy impidió que Cospedal pidiera la dimisión de Ana Botella, pero…¿cuánto fuelle le queda la alcaldesa para aguantar el chaparrón Si su capacidad de resistencia es proporcional a su ambición, mucho. Mientras podría empezar a discernir entre honestidad y honradez. La honestidad es de cintura para abajo y la honradez es otra cosa. Tal vez se haya equivocado y lo haya dicho a posta. Honradez, señora Botella, honradez, es lo que pedimos a los políticos.

Sara Olivo
[email protected]