Hasta junio, 228.890 inmigrantes abandonaron España frente a los 178.021 que entraronLa Seguridad Social ganó 20.677 cotizantes extranjeros en junio respecto al cierre de mayo, un 1,19%, con lo que el número total de afiliados inmigrantes dados de alta a cierre del sexto mes del año asciende a 1.760.520 ocupados, según ha informado el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Con este mes ya van cuatro seguidos en crecimiento en afiliación extranjera. Las razones, según el Ministerio, son las campañas agrícolas y la temporada turística.

Sin embargo, en términos interanuales el número de extranjeros arroja un descenso del 4,88%, por lo que el Ministerio afirma que "la pérdida de empleo está afectando con mayor intensidad a los trabajadores extranjeros que a los nacionales".  

Tanto es así que la crisis económica está transformando a España de país de acogida de inmigrantes en emisor, con un número creciente de españoles que deciden probar suerte en el extranjero, según datos publicados recientemete por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En concreto, y según las estimaciones del INE, España recibió en el primer semestre de 2012 un total de 178.021 personas, frente a las 269.515, entre españoles y extranjeros, que decidieron abandonar el país en el mismo periodo.

En total, 40.625 ciudadanos españoles (incluidos los de origen extranjero que obtuvieron la nacionalidad) emigraron entre enero y junio de 2012, más del doble que en el mismo período del año pasado cuando lo hicieron 18.274.

En general, según los datos del INE, el saldo entre los españoles que salieron del país (40.625) y los que entraron (17.518) fue negativo (-23.107) al igual que el de los inmigrantes, ya que si 228.890 abandonaron España entraron 178.021, con lo que entre enero y junio de 2012 hay 50.869 extranjeros menos.

Entre el grupo de extranjeros que decidieron retornar a sus país de origen o establecerse en otros en el primer semestre de 2012 destacan los ecuatorianos, la tercera comunidad de no nacionales residentes en España y la primera procedente de Hispanoamérica. Según el Gobierno ecuatoriano, unos 15.000 ecuatorianos, de los 400.000 que viven en España, regresaron a su país en las últimas fechas afectados gravemente por la falta de empleo.

Una pena que la crisis esté motivando la salida de España de los hermanos hispanoamericanos.

Andrés Velázquez
[email protected]