• Y la morosidad se dispara hasta rozar el 10%.
  • Además, la entidad vasca recibe menos dinero de sus participadas industriales.
  • Eso sí, sigue provisionando a marchas forzadas.
  • No obstante, Mario Fernández y el PNV no consiguen su sueño de figurar entre los grandes, ni de consagrar el gran banco vasco que sustituya el 'españolizado' BBVA.

Malos resultados los cosechados por Kutxabank, producto de la fusión de las tres cajas de ahorros vascas, durante el primer trimestre del año. Lo más importante, que el negocio típico no remonta, con una caída del margen financiero del 12,4%. El otro porcentaje que hace temblar es que el banco más capitalizado de España presenta una morosidad al alza que ya roza el 10% y que se sitúa casi en la media del sector... de un sector aún en reconversión y aún perdido en la mora inmobiliaria.

Además, la entidad vasca, segundo accionista de Iberdrola, por ejemplo, recibe menos réditos de sus participadas industriales. Eso sí, continúa provisionando a marchas forzadas.

Lo malo es que los resultados echan por tierra el sueño del presidente de Kutxabank, Mario Fernández (en la imagen), sueño compartido con su partido, el PNV, de crear un gran banco vasco que sustituyera al 'españolizado' BBVA de Francisco González. Sí, Kutxabank es un banco muy capitalizado, pero el negocio no funciona. De hecho, Kutxabank ha intentado entrar en alguna subasta para crecer de forma inorgánica y se ha visto obligado a echarse atrás. Sea justo o injusto eso, en pleno proceso de reconversión bancaria, significa que no juegas en la división de honor.

Eulogio López

[email protected]