• La oficina seguirá siendo el principal canal de ventas, asegura el Ceo Javier Morín. 
  • Botín sí está tranquilo: con su banco y con España. Ahí queda eso.
  • Asegura que en 2016, el beneficio en nuestro país será de 3.000 millones de euros; el de todo el grupo volverá a niveles pre-crisis.
  • En una de las juntas más tranquilas que se recuerdan, le han afeado que los altos directivos puedan ampliar su variable hasta un 200% de su retribución fija.
  • Botín se une a la teoría de que los bancos no han recibido ayudas: sólo las cajas se han beneficiado de ellas.
  • Y hace de la necesidad, virtud: presume de que el Santander ha crecido sin adquirir ninguna entidad. No será porque no lo ha intentado.
  • Botín lo tiene claro: la independencia de Cataluña "es ilegal".

Sin duda, una de las juntas de accionistas más tranquilas que se recuerdan en el Santander. Nada que ver, por ejemplo, con la del BBVA. Aunque no han faltado las intervenciones de los accionistas: 22 en total, y la duración ha superado las cuatro horas. Un detalle: Botín se ha tomado muy en serio las respuestas, y las ha preparado durante unos 15 minutos, ante el asombro de los presentes.

La reunión ha comenzado con el discurso del consejero delegado, Javier Marín, que no ha deparado ninguna sorpresa. Sólo una puntualización: si el presidente de BBVA, Francisco González, le dedicó más de la mitad de su discurso al tema tecnológico y a la banca digital, Marín lo ha despachado en apenas unos segundos.  "La oficina seguirá siendo el principal canal para mantener relaciones de alto valor con nuestros clientes", ha afirmado. ¿Te enteras, FG

Vamos con Emilio Botín (en la imagen). Según el presidente del Santander, la recuperación de la economía española es un hecho: "Banco Santander está dando el doble de hipotecas que el año pasado y la financiación de coches y el crédito a pymes están creciendo", ha asegurado.

Invadido por este optimismo, el banquero está convencido de que el beneficio del grupo en nuestro país llegará a los 3.000 millones de euros en 2016, y el beneficio total de la entidad recuperará los niveles pre-crisis ese año, esto es, estarán en el entorno de los 9.000 millones de euros.

Botín saca de la necesidad, virtud. Ahora presume de que el banco, "a diferencia de otras entidades que han optado por realizar adquisiciones en España, se ha concentrado en reforzar su posición competitiva mediante la ganancia de cuota de mercado en depósitos y la mejora de la competitividad a través de la integración de marcas y del control de los costes". No será porque no ha intentado quedarse, por ejemplo, con Catalunya Banc.

En cuanto a las ayudas al sector financiero, Botín se ha sumado a la teoría actual de los banqueros, que intentan reescribir la historia. El cántabro asegura que ningún banco español se ha beneficiado de los 40.000 millones de euros prestados por Europa. A ver si nos entendemos, don Emilio. Los bancos, claro que han recibido ayudas, aunque no todos. Directamente puede que no, pero indirectamente... Ejemplos: Sabadell, BBVA y Caixabanc.

¿Qué podemos decir de las 22 intervenciones Pues que ha primado la tranquilidad y el tono cordial, aunque no exento de críticas. Además, en la mayoría de los casos no han agotado los cinco minutos establecidos previamente para exponer sus preguntas.

De todas, sobresale una: la de Luis María Martínez, accionista y cliente, residente en Barcelona, que le ha planteado lo que haría el Santander si Cataluña se independiza. "Estoy seguro de que el tema independentista está muy claro: es ilegal. Lo ha dicho el Tribunal Constitucional y, por tanto, no se va  a producir", ha señalado el presidente del Santander. "No le interesa ni a lo catalanes ni al resto de los españoles", ha afirmado.

Pero no se crean que no han faltado críticas y quejas. Como en otras entidades, la crítica más repetida -aunque esta vez con menor intensidad- ha ido para la remuneración de los consejeros y de los altos directivos que, también en el Santander, podrán aumentar su remuneración variable hasta un 200% por encima de la fija. Botín lo argumenta: la política retributiva del banco consiste en "atraer" personal cualificado y "retener a los mejores".
Pablo Ferrer

[email protected]