• A la espera del porcentaje definitivo de los votos, un 19% de los accionistas está en contra de la entrada del mexicano Antonio del Valle en el consejo de la entidad.
  • El peor parado, Roberto Higuera, cuya reelección sólo la aprueba el 74% de los accionistas.
  • Ron se compromete a mejorar el 'pay out', aunque con prudencia.
  • Y defiende las cláusulas suelo de las hipotecas porque protegen al accionista.
  • La operación del Citibank permitirá al Popular alcanzar a Caixabank en el negocio de tarjetas en España.
  • Junta cordial aunque no exenta de críticas: tras las catorce intervenciones de los accionistas, Ron les ha agradecido el "tono" de sus exposiciones.

La junta general de accionistas de Banco Popular celebrada este lunes en Madrid tenía, entre los puntos del orden del día, la reelección del presidente, Ángel Ron (en la imagen), para los próximos cuatro años. Evidentemente, la continuidad de Ron estaba asegurada antes de la junta, pero llama la atención que sólo haya logrado el 82% de los votos. En otras palabras, el 18% de los accionistas no aprueban su reelección. Estamos hablando de un quórum de participación del 62,78% del capital.

Otro nombre propio, el del mexicano Antonio del Valle Ruiz, se sometía al parecer de la junta. La familia propietaria de Mexichen y del grupo financiero Ve por Más (BX ) aprovechó la ampliación de capital para hacerse con un 6% del capital y entrar así en el consejo de administración. Entrada que ha contado con la oposición del 19% de los accionistas.

Sin embargo, el peor parado has sido el consejero Roberto Higuera. Y es que sólo ha recibido el respaldo del 74% de los votos. Por su parte, la reelección de Vicente Tardío Barutel ha contado con el visto bueno del 81% de los accionistas.

Durante su intervención, Ron se ha comprometido a mejorar el 'pay out' de la entidad, aunque lo hará con prudencia. No hay que olvidar que el banco suspendió al pago de dividendo cuando llevó a cabo del plan de recapitalización.

El presidente de la entidad ha aprovechado para defender las cláusulas suelo en las hipotecas del banco y ha asegurado que al Popular no le afecta la sentencia del Tribunal Supremo sobre la opacidad de este tipo de cláusulas en el BBVA y en Cajamar. Ron ha recordado que las cláusulas suelo son legales y que, además, defienden al accionista ya que establecen un margen mínimo a las hipotecas.

Sobre la operación de compra del negocio minorista del Citibank, el presidente del Popular ha asegurado que les permitirá entrar en el negocio de las tarjetas de crédito revolving, donde el Citibank posee el 10% del negocio en nuestro país. Las tarjetas revolving permiten aplazar el pago mediante cuotas fijas. "Nosotros somos de débito y de débito diferido", ha explicado Ron. Si finalmente se cierra la operación, el Popular alcanzará a Caixabank en el negocio de tarjetas en España.

En definitiva, la junta de 2014 se ha desarrollado de una manera tranquila, con críticas, ciertamente, pero no exaltadas. Para que se hagan una idea, al final de las catorce intervenciones de los accionistas, Ron les ha felicitado por el "tono" de sus exposiciones.

Pablo Ferrer

[email protected]