• La compañía presidida por José María Castellano ve con buenos ojos la entrada de más operadores en el mercado de la alta velocidad.
  • Y es que ONO llega a 7 millones de hogares y tiene 530.000 clientes.
  • Por eso no le preocupa que Telefónica anunciara una importante inversión para captar 3 millones de usuarios en nuestro país.
  • Y que Orange dijera la pasada semana que invertirá 300 millones de euros para llegar a 1,5 millón de clientes entre Madrid y Barcelona.
  • Según la compañía, su posición financiera es cómoda: la deuda total es de 3.400 millones de euros, de los que 1.400 los han refinanciado con los bancos hasta 2018.

ONO lleva invertidos en España 9.000 millones de euros desde el año 1998. Ya llega a 7 millones de hogares y tiene más de 500.000 clientes. Es, según estos datos, líder en fibra óptica en nuestro país. Por esta razón, la compañía presidida por José María Castellano (en la imagen), no ve mal la entrada en el mercado de Telefónica y Orange.

La primera, anunció el pasado 16 de mayo, la inversión de 500 millones de euros para llegar a 1,3 millones de hogares, y Orange hizo lo propio la semana pasada: invertirán 300 millones de euros en los próximos cuatro años con el objetivo de cablear Madrid y Barcelona y llegar así a 1,5 millón de hogares.

Todos estos movimientos no preocupan, al menos por ahora, a Castellano, que incluso ve positivos si sirven para dar un impulso al sector en general y dar a conocer las ventajas de la alta velocidad en nuestro país.

En cuanto a la deuda de la compañía, de los 3.400 millones de euros, 1.400 corresponden a deuda con los bancos. Deuda que han logrado refinanciar hasta 2018, gracias en parte a que han reducido el número de entidades de unas 100 a sólo 12. Para hacer frente al resto de la deuda, la compañía ya ha realizado cuatro emisiones de bonos, en octubre de 2010, en enero y julio de 2011, y la última en febrero del presente año. De momento no habrá más emisiones.

Pablo Ferrer

[email protected]