Sin embargo, a Rajoy no le agrada el camino elegido. Para el ministro Sebastián, Prado es un traidor al Gobierno, al igual que Florentino Pérez, condecorado por Esperanza Aguirre. El problema del presidente de Endesa es que ENEL ya no le necesita. Su futuro es quedarse como presidente de Mediobanca.

Para algunos, la Junta General de Accionistas de Endesa, celebrada a mediodía del lunes, en Madrid, puede ser la última convocatoria de accionistas liderada por Borja Prado. Dos años después de alcanzar la Presidencia de Endesa y casi cuatro tras la toma de la primera eléctrica española por la estatal italiana ENEL, el Gobierno de Roma considera que ya no le necesita. Fue muy útil para, en alianza con los Entrecanales y como brazo armado del Gobierno Zapatero, ENEL tomara Endesa, pero su función ha concluido: los italianos ya no necesitan fingir la españolidad de Endesa.

Además, Prado se había forjado una imagen de cercanía al Gobierno Zapatero y con ello consiguió ser presidente de Mediobanca -el 'convolutto' público-privado italiano-, además de representante de Mediaset (Berlusconi) en Tele 5 y de Rizzoli en Unedisa (El Mundo-Expansión).       

El problema es que a ENEL le interesa, ahora, aproximarse al Partido Popular en la convicción de que formará gobierno. En paralelo, Borja Prado, que ya tiene al ex secretario de Estado de economía de Rodrigo Rato, Luis de Guindos, trata de aproximarse al Partido Popular. Para ello, el yernísimo Alejandro Agag, le aconsejó el fichaje de José María Aznar como asesor.

Ahora bien, Prado podría estarse equivocando. Aznar no es el personaje mejor visto por Mariano Rajoy, nuevo líder de la derecha, y los intentos de Prado de acercarse al marianismo no han utilizado la senda adecuada.

Por si fuera poco, todos esos movimientos han propiciado que el ministro de Industria y Energía, Miguel Sebastián, considere a Prado poco menos que un traidor. Sus relaciones con dos empresarios procedentes  la derecha, como Prado y Florentino Pérez, han sido excelentes. Pérez incluso ha obtenido el apoyo oficial -y el de Mediobanca- en su pugna con Ignacio Galán para hacerse con Iberdrola pero las encuestas han cambiado y ahora el presidente de ACS es condecorado por la mismísima Esperanza Aguirre. ¡Cosas veredes!

El caso es que Prado no desea abandonar ninguno de sus cargos. Es en Mediobanca donde gana dinero pero es Endesa la que le otorga proyección pública.

Eulogio López
[email protected]