• El resto se divide entre el Consejo (38%) e inversores y pequeños accionistas nacionales, es decir, menos buitres.
  • Los fondos son inversores financieros, pero por si acaso hay cuatro directivos del grupo con blindaje, según el informe anual de Gobierno Corporativo del grupo.
  • Repsol: Manrique asegura que Sacyr no se va a desprender de su participación en la petrolera, ni total ni parcialmente.
  • Y agradece públicamente a Brufau -presente en la junta- el haber llegado a un acuerdo por YPF.
  • Canal de Panamá: si todo sigue su curso normal las obras acabarán a finales de 2015.
  • Vallehermoso: la liquidación ordenada y de acuerdo con los acreedores concluirá durante la segunda mitad de este año.

Del 100% del capital de Sacyr, aproximadamente el 31% ya está en manos de fondos extranjeros. Hablamos, por ejemplo, de Apollo, Cerberus, Blackrock, Guggenheim, THS… Pero no hay nada que temer, aunque muchos de estos nombres son considerados fondos buitre. El porcentaje que tiene cada uno no es muy elevado, aunque hay dos que destacan: el fondo británico THS, que posee un 5,9% tras la salida de Juan Abelló en marzo de 2013 y el fondo norteamericano Blackrock que ostenta ya el 3% del grupo.

Pero tranquilos. Según ha manifestado este jueves el presidente de la compañía, Manuel Manrique (en la imagen), tras la junta general ordinaria de accionistas, se trata de inversiones a largo plazo, es decir, no tan especulativas como las que se le suponen a los fondos buitre.

En cualquier caso, y por si las moscas, cuatro directivos han blindado su contrato, según consta en el informe anual de gobierno corporativo del grupo constructor y de servicios. Pero, como decimos, no tiene porqué pasar nada. El Consejo de Administración controla el 38% de la compañía mientras que el 31% restante está en manos de inversores institucionales y pequeños accionistas nacionales.

Durante la junta, como no podía ser de otra forma, se ha hablado de Repsol. Manrique ha aprovechado la presencia de Antonio Brufau para felicitarle públicamente por haber logrado un acuerdo por YPF. Al presidente de Sacyr le han venido como agua de mayo los 122 millones de euros que ha ingresado la constructora gracias al dividendo extraordinario que la petrolera ha repartido tras el pago del Gobierno argentino.

Aún así, Sacyr debe afrontar en los últimos meses de este año la refinanciación de la deuda de 2.300 millones de euros asociada a la inversión en Repsol. Pero Manrique se mantiene firme: no piensa vender la participación en la petrolera, ni parcial ni totalmente.

Canal de Panamá: la semana pasada llegaron al Canal cuatro compuertas más, que son la pieza clave de la infraestructura. Ya hay ocho compuertas sobre el terreno. Por eso, Manrique ha asegurado que la obra está finalizada en diciembre de 2015, si todo sigue su curso normal.

Vallehermoso: el presidente de Sacyr espera concluir este año la liquidación ordenada de la inmobiliaria mediante acuerdos con los acreedores. Ya en diciembre de 2013, éstos cancelaron deudas por unos 400 millones de euros a cambio de activos. Todavía quedan pendientes otros 800 millones de euros, de los que la mayoría están en posesión de la SAREB.

Pablo Ferrer

[email protected]