• El experto en Derecho Constitucional venezolano destacó que Chávez utiliza el petróleo para comprar "la conciencia de buena parte de la población venezolana y asegurarse el control férreo de las estructuras del Estado".
  • Y también para expandir "esa superstición ideológica que llama 'Socialismo del Siglo XXI'", cuyo contenido es el marxismo-leninismo.
  • En Venezuela, "la única referencia moral que existe es la Iglesia, y Chávez lo sabe". Por eso, existe una "tensión del régimen con la Iglesia".
  • No obstante, monseñor Mariano dijo que Chávez se ha ocupado de los pobres durante su mandato aunque ha crecido la corrupción y el desempleo.
  • A todo esto, los dos candidatos se acordaron de Dios tras las elecciones: Chávez: "Pido a Dios que me dé vida y salud"; Henrique Capriles: "El tiempo de Dios ya llegará".
Como se sabe, en Venezuela, Hugo Chávez (en la imagen) se ha impuesto en las elecciones presidenciales con el 54,45 % de los votos al candidato opositor, Henrique Capriles, que ha conseguido el 44,97 % de los sufragios. La ventaja de casi diez puntos de Chávez se traduce en más de un millón de votos: 7.444.082 frente a los 6.151.544 de Capriles.

Chávez logra así su tercera reelección y gobernará el país durante el periodo 2013-2019, es decir, 20 años. Veinte años para un gobernante son muchos, pues el poder corrompe. Pero no lo decimos nosotros. Es el momento de recordar unas declaraciones de uno de los mejores especialistas en Derecho Constitucional y Político de Venezuela, Juan Miguel Matheus, quien pronunció una conferencia en España en la que explicó con claridad en qué consiste el régimen instaurado por Chávez en Venezuela.

En esa conferencia, Matheus explicó que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, proyecta una imagen desfigurada. "Uno de los inconvenientes que tenemos los venezolanos en el extranjero para explicar la naturaleza de lo que está ocurriendo en Venezuela es que en el extranjero no se concibe a Hugo Chávez como un líder totalitario, como un mal moral, sino como un militar, un dictador más de Latinoamérica, que incluso es pintoresco y simpático, que va en la dirección equivocada pero que habla de problemas verdaderos: injusticias sociales, etc. Chávez podrá ser pintoresco, pero es un líder totalitario y eso quiere decir que está controlando todos los espacios de la sociedad venezolana".

Matheus aseguró que el proyecto de Chávez adolece de una carga ideológica muy importante. Hasta el punto de que si en el mundo de hoy el foco de tensión de las relaciones internacionales no es ya capitalismo versus marxismo, sino el terrorismo -con su componente fundamentalista islámico-, sin embargo, sigue existiendo "un foco marxista en el mundo. Y ese foco marxista ya no es Moscú, sino Caracas". El experto en Derecho Constitucional venezolano recordó que en la encíclica 'Centessimus Annus', el Papa Juan Pablo II dijo algo que refleja muy bien lo que pasa en Venezuela ahora: "la caída del Muro de Berlín no aleja los riesgos del marxismo, si no se resuelven las profundas situaciones de injusticia social'. Pero con una paradoja: el Estado venezolano es profundamente rico. Recientemente, la OPEP certificó que Venezuela posee las mayores reservas de petróleo en el mundo, por encima de Arabia Saudita y Kuwait. El número es astronómico: 297.000 millones de barriles de petróleo en reservas".

Según explicó Matheus, el dinero que obtiene Chávez del petróleo no sólo lo utiliza para comprar la conciencia de buena parte de la población venezolana y asegurarse el control férreo de las estructuras del Estado y de la sociedad, sino que le sirve para expandir "esa superstición ideológica que llama 'Socialismo del Siglo XXI'", cuyo contenido es el marxismo-leninismo. "Esa plata que entra por petróleo -a la que hay que sumar hierro, gas natural, aluminio, oro, pesca...- se pone al servicio del Socialismo del Siglo XXI y entonces, los venezolanos pagamos cualquier cantidad de obras sociales en Bolivia, en Ecuador, en Paraguay, en Uruguay, incluso en Brasil, en Cuba -a los cubanos les damos 50.000 barriles de petróleo diarios gratis-, en Nicaragua, etc". Y no sólo en Hispanoamérica, aseveró, sino que en su afán por trascender las fronteras del continente se ha hecho compadre del iraní Mahmud Ahmadineyad. "A EEUU le preocupa que Venezuela es complaciente con el terrorismo internacional".

En este sentido, el experto venezolano añadió: "Por cierto, Venezuela es, probado ya, el tercer teatro de operaciones de ETA: España, Francia y Venezuela. En Venezuela siempre ha habido una comunidad vasca muy grande; en Caracas hay ikastolas, y parte de esa comunidad vasca ha sido históricamente pro ETA y la gente de ETA está ahora en Venezuela y reciben abrigo: reciben la ciudadanía, reciben dinero, están ocultos, están protegidos o puestos oficiales de la administración pública".

Además de la vinculación de Venezuela con el terrorismo, a EEUU le preocupa su relación con la droga, porque el régimen de Hugo Chávez protege a la guerrilla marxista colombiana de las FARC y a los carteles de la droga. "No sólo es que Venezuela protege a los guardianes de los carteles de droga sino que ya está probado que el 50% de la producción de droga que va a EEUU pasa a través del Orinoco, que es Venezuela".

Desde el punto de vista de la política interna, Hugo Chávez ha ido asfixiando los espacios de la sociedad, explicaba Matheus. "Ha aniquilado todo. Desmontó Petróleos de Venezuela y ahora hay un monopolio estatal de la actividad petrolera. También desmontó las fuerzas armadas. Se ha peleado con la Iglesia. Se desplomaron los partidos históricos de la democracia".

En cuanto a la relación de Hugo Chávez con la Iglesia católica, Matheus contó que el presidente venezolano ha intentado fracturar la jerarquía eclesiástica y ha intentado la creación de la 'iglesia venezolana bolivariana', pero "no ha podido, gracias a Dios". Y es que, en Venezuela, "la única referencia moral que existe es la Iglesia, y Chávez lo sabe. Y esa es la tensión del régimen con la Iglesia". Una Iglesia que hace unos meses sacó un comunicado en el que denunciaba que en el país se había instaurado un "proyecto de dominación totalitario de corte marxista-leninista", lo que le valió las descalificaciones e insultos del presidente. Pero "nadie lo había dicho tan claro como la Iglesia", explicó el experto. No obstante, reconoció que en su país, Venezuela, no existe una persecución religiosa al estilo comunista soviético.

Por cierto, tras conocer el resultado electoral, Juan Miguel Matheus publicó en Twitter: "Ahora tenemos más razones para luchar. Seguimos adelante. La justicia llegará. Venezuela será libre".

A todo esto, ambos candidatos a la contienda electoral venezolana se acordaron de Dios tras la celebración de las elecciones. Hugo Chávez pidió a Dios "que le dé  vida y salud", según recogió la BBC. Mientras que Henrique Capriles señaló: "El tiempo de Dios es perfecto, y el tiempo de Dios ya llegará". ¿Se imaginan las referencias a Dios en una campaña electora en España?

Sin embargo, en una entrevista con Ayuda a la Iglesia Necesitada, el obispo de Ciudad Guayana (Venezuela), Mons. Mariano valoró los 14 años de poder de Chávez: "Siendo objetivo, se ha de decir que algunos cambios han sido buenos, como la reintegración de los pobres en la vida del país. Anteriores gobiernos habían marginado a los pobres, olvidando incluso algunos de ellos sus orígenes y dedicando sus esfuerzos a la élite".

Mariano añadió: "Chávez ha sabido darles voz y parte en la vida del país, lo cual es innegable. En la parte negativa hay que decir que en estos últimos años, en Venezuela ha crecido muchísimo la violencia, sobre todo la violencia juvenil, donde los jóvenes entre 15 y 25 años se están matando unos a otros. La corrupción y el desempleo también han crecido, posiblemente por las carencias habidas en todos estos años en el sistema de Educación. En definitiva, el presidente ha sido muy bueno en sus ideas, porque las ha tenido muy buenas, pero no tanto a la hora de concretarlas con hechos".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]