• Ginecólogos expertos aseguran que casos en los que haya que salvar a la madre practicándole un aborto "prácticamente no existen".
  • Aunque, algunas veces, a lo mejor es necesario adelantar el parto a los seis meses "porque piensas que en los tres últimos meses de embarazo puede haber hipertensión en la madre".
  • Según el presidente de la Federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas, lo que ha ocurrido en el caso de 'Beatriz' en El Salvador es que ha sido utilizado como "un truco más de la cultura de la muerte" al presentarlo como un caso extremo.
  • Simón añade: "No es lo mismo morirse que que te maten; y esto para todos: para la madre, para el médico, para el niño y para la sociedad".
  • De esa manera, el niño ha nacido y la madre "lo ha podido abrazar" porque "ha podido nacer".
Un grupo de médicos ha practicado una cesárea a' Beatriz', la mujer salvadoreña que esperaba un bebé anencefálico y que murió a las pocas horas de nacer. Pero de esa forma se intentó salvar a los dos pacientes, como pide la ética médica.

En declaraciones a Hispanidad, el presidente de la federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas, José María Simón, ha afirmado: "No es lo mismo morirse que que te maten. Y esto para todos: para la madre, para el médico, para el niño y para la sociedad". De esa manera, el niño ha nacido y la madre "lo ha podido abrazar" porque "ha podido nacer".

Acerca de cuál es el protocolo ético que debe seguirse en un caso como este, ha afirmado: "Normalmente debe estar en manos de un equipo obstétrico muy respetuoso de la vida, se estudia muy bien la madre y al hijo y se induce el parto", "se aplican cuidados paliativos al niño y a la madre", "se le bautiza", "y ya morirá o no. probablemente morirá, pero no se mata a nadie". "No matar es bueno para el médico y para la madre, porque una cosa es que tú hayas matado a tu hijo y otra cosa es que se te haya muerto", "y para la sociedad también".

José María Simón también se ha referido a los casos en los que supuestamente hay riesgo para la madre en el embarazo, por ejemplo, en casos de diabetes o hipertensión: "Se ingresa a la madre y se monitoriza. ¿Que le suba el azúcar Se le da lo necesario", "se le controla y así funciona todo.

Cuando en un accidente hay un politraumático, el médico le trata los síntomas, aunque piense que no puede vivir, ingresado en vigilancia intensiva o cuidados intensivos". Es decir, "se trata a la madre y al hijo; hay estrategias y medicamentos hoy en día que puedes dar perfectamente a madre e hijo". "En los primeros meses de embarazo siempre hay menos problemas. Algunas veces hay que adelantar el parto a los seis meses, por ejemplo, porque piensas que en los tres últimos meses de embarazo pude haber hipertensión en la madre". "Lo más frecuente -ha proseguido- es que haya un problema en el embarazo por hipertensión arterial, pero eso está muy resuelto". "El obstetra trata a los dos y normalmente van bien los dos".

El presidente de la federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas también ha contado que ginecólogos expertos en estos temas, que trabajan en África y países del tercer mundo, y le han contado a él mismo que casos en los que haya que salvar a la madre practicándole un aborto "no existen". "Y si existiera, tampoco se podría hacer porque el fin no justifica los medios".

Simón ha explicado que el caso de 'Beatriz' ha sido utilizado como "un truco más de la cultura de la muerte", "siempre buscan casos extremos, como la violación o la grave malformación". Además, según ha afirmado, el caso de la 'anencefalia' es tradicional en la ética médica, donde el niño nacerá y probablemente fallezca, pero "lo que no hay que hacer es destruirlo".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]