Benedicto XVI agradece a Madrid la celebración de la Jornada

 

Define su experiencia de esos días, como momentos de gran "entusiasmo".

Tras unos días de apretada agenda en Madrid para estar presente en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), el Santo Padre ha regresado al Palacio Apostólico de Castel Gandolfo y prosigue con su labor diaria. Por ello, en la audiencia general ha dado un repaso a lo que han sido estos días en Madrid y su calificativo más requerido ha sido el de "entusiasmo".

Benedicto XVI ha agradecido a todas las personas que se han encargado de la organización del acto su labor incansable y ha mostrado sus impresiones sobre lo vivido. El Santo Padre ha afirmado que la JMJ "ha sido una estupenda manifestación de fe para España y para el mundo ante todo" y ha calificado la Vigilia de oración por la noche y la gran Celebración eucarística conclusiva del día después, como los momentos "más intensos" que vivió en esos días. "Por la noche una multitud de jóvenes en fiesta, para nada atemorizados por la lluvia y por el viento, permaneció en adoración silenciosa de Cristo presente en la Eucaristía, para alabarlo, darle gracias, pedir ayuda y luz; y después, el domingo, los jóvenes manifestaron su exuberancia y su alegría de celebrar al Señor en la Palabra y en la Eucaristía", ha manifestado, según información de la agencia de noticias Zenit.

Durante su intervención, el Santo Padre también ha presentado el que será el lema de la próxima JMJ, que tendrá lugar en Río de Janeiro. Las palabras de Jesús, "Id y haced discípulos a todos los pueblos!" (cfr. Mt 28,19), serán las que guiarán el próximo encuentro, y por lo expresado por el Santo Padre, tendrá un fuerte cariz evangelizador.

Juan María Piñero

[email protected]