- Sobre el no del Congreso a Amaiur como grupo propio: "Seguimos haciéndoles la campaña a la izquierda abertzale que vive del victimismo"
- El socialista vasco dice ahora que "el proceso de negociación no empezó nunca y en caso de que hubiera empezado terminó con la T-4; lo que hubo después fueron contactos, pero no negociaciones"
- José Antonio Zarzalejos (tertuliano SER) espera de Rajoy "una descripción de un proyecto político general"
- Antón Losada (tertuliano SER): "Espero que Rajoy nos devuelva el enorme caudal de confianza que ha obtenido con un discurso un poco más claro"
- Román Orozco (tertuliano SER): "Rajoy hoy va a volver a insistir en el error, considerar que la única solución es el déficit y olvidarse del principal problema que es el paro"
- Carlos Rodríguez Braun (tertuliano Onda Cero): "Es mejor apostar por la creatividad de los trabajadores y empresarios y tender a dejarlos en paz"
- José Barroso (tertuliano Onda Cero): "Me gustaría que Rajoy hablase del modelo productivo"
- Pilar Cernuda (tertuliana Onda Cero): "Lo que dice la gente de su entorno es que va a presentar un programa de actuaciones contundente y concreto"
El presidente del PSE, Jesús Eguiguren, se ha referido hoy en RNE a la decisión de la Mesa del Congreso de los Diputados de ratificar su rechazo a la solicitud de grupo parlamentario hecha por Amaiur: significa que "seguimos haciéndoles la campaña a la izquierda abertzale que vive del victimismo". "Cuántos más problemas se les ponga, va a ser mejor para ellos". Y preguntado por si Amaiur debe pedir perdón, ha señalado: "Ese perdón, salvo el individual entre el que mató a alguien y sus familiares, puede ser sincero, pero un perdón con una pancarta y cien personas detrás creo que no es sincero. Prefiero que dentro de diez años pidan perdón sinceramente que que lo hagan ahora sin que sea sincero". Muy bien: pues hasta que no pidan perdón y condenen el terrorismo y la violencia, que no hagan política, ¿eh, señor Eguiguren? Y para eso, perfectamente se les puede tener sin hacer política y reflexionando como mínimo esos diez años. También tiene narices que diga que "el proceso de negociación no empezó nunca y en caso de que hubiera empezado terminó con la T-4. Lo que hubo después fueron contactos, pero no negociaciones". De esa forma se desdice de lo que dijo recientemente, que ETA y el Gobierno Zapatero llevaban hablando "desde hace tiempo". Lo que pasa es que ahora lo quieren justificar en que fueron 'contactos', no 'negociaciones'.

Y el tema del día es que el líder del PP, Mariano Rajoy, se enfrenta hoy en el Congreso de los Diputados a la primera jornada del debate en que acabará siendo investido presidente del Gobierno. En su discurso detallará las principales medidas que pondrá en marcha para crear empleo, estabilizar las cuentas públicas y lograr que el crédito fluya de nuevo. Lo analizaban en la SER José Antonio Zarzalejos, Antón Losada y Román Orozco; y en Onda Cero Carlos Rodríguez Braun, José Barroso, Pilar Cernuda e Ignacio Camacho.

El presidente del PSE prefiere que los batasunos "pidan perdón dentro de diez años que lo hagan ahora sin que sea sincero"

En RNE, el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, se ha referido a la imagen de Amaiur visitando al Rey: "Al nacionalismo vasco le gusta mucho el Rey y estas cosas, esa parafernalia de Moncloa y todo eso". "El vasco, por tradición, siempre ha andado cerca de la Corona, lo más arriba posible". Y respecto a la decisión de la Mesa del Congreso de los Diputados de ratificar su rechazo a la solicitud de grupo parlamentario hecha por Amaiur, significa que "seguimos haciéndoles la campaña a la izquierda abertzale que vive del victimismo". "Cuántos más problemas se les ponga, va a ser mejor para ellos".

Preguntado por si Amaiur debe condenar los crímenes de ETA y pedir perdón, ha señalado: "Ahí tengo una opinión políticamente incorrecta. Lo importante es hacer las cosas bien y quizá no tanto de forma precipitada. Se les está pidiendo que pidan perdón. Ese perdón, salvo el individual entre el que mató a alguien y sus familiares, puede ser sincero, pero un perdón con una pancarta y cien personas detrás creo que no es sincero. Prefiero que dentro de diez años pidan perdón sinceramente que que lo hagan ahora sin que sea sincero". Y respecto a las víctimas y la condena del terrorismo, etc., "es mejor que lo hagan cuando estén convencidos de ello, porque si no se convierte en una campaña electoral en la que ellos lo único que hacen es lo que le pide la gente pero no lo sienten. Hay que dar tiempo a esas cosas".

Eguiguren ha contado por qué empezó en 2000 un diálogo con Arnaldo Otegi, líder de Batasuna: "Es una decisión vital. Llegas a una determinada edad y en el fondo con Herri Batasuna has llevado una vida paralela, aunque enfrentada y te planteas qué sentido tiene esto, hay que acabar con esto. Y nos sentamos para decir: lo nuestro no tiene arreglo, pero vamos a buscar otra cosa para nuestros hijos y vamos a dejar de matar albañiles, concejales, y vamos a evitar también que haya gente en la cárcel. Vamos a pasar página, que ya está bien". "Ambos sabíamos que él podía ir a la cárcel y que si a mí me pillaban me podían matar". "Separamos ambas cuestiones totalmente", afirma.

Según Eguiguren, en 2000 los batasunos "ya eran conscientes de que lo único que hacía ETA y la izquierda abertzale era en el fondo mantener viva la llama del nacionalismo. Pero el nacionalismo lo capitalizaba el PNV para gobernar. Nosotros pensábamos lo mismo: que estábamos luchando en el País Vasco y en cambio el PP de lo único que nos acusaba era de saltarnos la Constitución, porque era una época muy concreta en que el PP gobernaba y el PNV en Euskadi y el clima de tensión lo rentabilizaba a su favor". También ha contado que vaticinó que ETA renunciaría a la violencia cuando sintió que "con compañeros de instituto o de escuela que durante 30 años no nos habíamos saludado, empezamos poco a poco a saludarnos; noté que algún deshielo se estaba produciendo en la sociedad vasca", eso fue en torno al año 2000.

Egiguren ha reconocido que empezó trabajando para algo que se supone que debería gestionar desde el punto de vista político el PP, que gobernaba entonces (año 2000): "Nunca fue una especie de maniobra para que el Psoe sacara rédito sino que siempre pensamos que estábamos haciendo algo que tendría que culminar el PP". Pero no pensó en hablar con el PP porque "era la época en que el PP impuso el pensamiento único en España".

El socialista vasco ha señalado que "el proceso de negociación no empezó nunca y en caso de que hubiera empezado terminó con la T-4. Lo que hubo después fueron contactos, pero no negociaciones".

Preguntad por cómo se ha llegado al anuncio del final de la violencia y a la presencia de Amaiur en el Congreso, Egiguren ha dicho que  "son miles las razones: siempre hemos hablado de la eficacia policial, el rechazo social, la colaboración internacional, la ley de partidos. Todo eso ha contribuido a debilitar ETA. Pero la virtud que tuvo el proceso y la forma en que terminó consiste en que la izquierda abertzale y la sociedad vasca vieron que quien se oponía a un final dialogado era ETA, entonces sacaron la conclusión de que mientras decidiera ETA nunca habría un fin. Y para entonces ya las bases de la izquierda abertzale deseaban la paz y no apoyaban el crimen, aunque se callaran, pro consideraban que ETA era un ente legítimo para tomar las decisiones. Después de la T-4 perdió esa legitimidad y se impuso la masa política de la izquierda abertzale".

Preguntado por qué tendría que hacer ahora Rajoy, Eguiguren ha respondido: "Tendría que ser responsable, escuchar a los partidos políticos vascos, a los distintos agentes sociales, al PSE, a los nacionalistas. Más que medidas concretas -que habrá que tomar- lo importante es tener una idea de cómo damos término a esta situación y cómo lo hacemos de forma consensuada". "Y tiene la enorme ventaja de contar con un Gobierno vasco dispuesto a colaborar y que puede proponer y adoptar medidas que van a ser apoyadas por la opinión pública vasca y que para que las tome el Gobierno de Madrid tiene más problemas en la opinión pública. Es cuestión de seriedad y de prudencia".

También ha señalado que él fue de los "pocos que defendió la Constitución en Euskadi cuando el PP estaba en contra", "en las primeras manifestaciones contra ETA estábamos unos pocos comunistas y los socialistas". "Toda mi vida ha sido defender la Constitución en Euskadi". "Y siempre he sido acusado como si tuviera alguna connivencia con el nacionalismo".

También piensa que "ETA como movimiento terrorista no puede volver, porque no es un movimiento terrorista marginal sino apoyado por una parte importante de la población; y si esa parte importante le ha dicho que no, ya no puede volver". Aunque cree que no se puede garantizar que, en el futuro, no haya algún atentado "por algún lado".

Eguiguren ha considerado que "un grupo terrorista o la violencia es difícil que surja, y una vez que surge, es muy difícil conseguir que pare". "ETA aparece en una época donde abundaron los movimientos revolucionarios y castristas. En Europa hubo también movimientos de este tipo. Aquí tenían la gasolina proporcionada por el nacionalismo y cierto sentimiento religioso, y un pasado vasco con muchos conflictos y muchas cosas", ha apuntado.

De esta forma, ha señalado que ETA "arraigó y ya no hubo forma de arrancarlo de la sociedad". "Hemos tardado muchísimos años", ha añadido, para apuntar que "es difícil de explicar porque, luego, la sociedad vasca es extraordinariamente pacífica y estable".
Jesús Eguiguren ha destacado que se siente "cansado", pero con la sensación de "misión cumplida". A su juicio, los socialistas vascos han "cumplido esa misión" de lograr el fin del terrorismo, aunque han llegado "bastante agotados".

José Antonio Zarzalejos (tertuliano Onda Cero) espera de Rajoy "una descripción de un proyecto político general"

El líder del PP, Mariano Rajoy, se enfrenta hoy en el Congreso de los Diputados a la primera jornada del debate en que acabará siendo investido presidente del Gobierno. En su discurso detallará las principales medidas que pondrá en marcha para crear empleo, estabilizar las cuentas públicas y lograr que el crédito fluya de nuevo. En la SER, los tertulianos lo analizaban. José Antonio Zarzalejos espera "que haya una descripción de un proyecto político general", "que sea de la derecha que gobierna un país y que hay que introducir elementos de máxima integración. Segundo, que haya el anuncio de reformas estructurales con un cierto grado de concreción. Y en tercer lugar que haya una descripción de la estructura orgánica de su Gobierno, que parece que va a ser reducido".

Antón Losada (tertuliano SER): "Espero que Rajoy nos devuelva el enorme caudal de confianza que ha obtenido con un discurso un poco más claro"

Antón Losada, también en la SER, dudaba "si nos vamos a encontrar un Mariano Rajoy, que además de decirnos que hay que tomar decisiones difíciles", "y nos las empieza a explicar, creo que ya no tiene muchas más excusas para no explicarlas", "o un Rajoy que va a seguir jugando a la nebulosa, a los principios generales, a decir que hay que tomar decisiones pero que ya las iremos tomando". "Espero que Rajoy nos devuelva el enorme caudal de confianza que ha obtenido con un discurso un poco más claro".

Román Orozco (tertuliano SER): "Rajoy hoy va a volver a insistir en el error, considerar que la única solución es el déficit y olvidarse del principal problema que es el paro"

El también tertuliano de la SER Román Orozco explicaba que "Rajoy hoy va a volver a insistir en el error, considerar que la única solución es el déficit, luchar contra él y olvidarse del principal problema que es el paro. A más déficit va a haber más recesión y la recesión va a producir más paro". "Las medidas que están tomando las comunidades en las que gobierna el PP están echando a la calle a 15.000 ó 20.000 trabajadores públicos. Por esa senda, el paro va a superar los cinco millones y él prometió en Europa que su lucha contra el déficit iba a ser implacable, y eso creo que va a ser malo".  

Carlos Rodríguez Braun (tertuliano Onda Cero): "Es mejor apostar por la creatividad de los trabajadores y empresarios y tender a dejarlos en paz"

En Onda Cero, los tertulianos también analizaban el debate de investidura del presidente del Gobierno que comienza hoy en el Congreso. Para Carlos Rodríguez Braun, "la reducción del gasto en lo que hay mucho por hacer debería ser el sujeto principal y no la subida de impuestos que bastante altos están. El segundo campo, de medio plazo, es adoptar medidas para tener una economía más flexible, más abierta y competitiva y que pueda crecer y generar empleo". "Me gustaría que cuidara la apertura de los mercados, no cargar con todavía más costes a trabajadores y empresarios sino que tenga la modestia necesaria para reconocer sus propias limitaciones", "nadie sabe cómo organizar la economía y es mejor apostar por la creatividad de los trabajadores y empresarios y tender a dejarlos en paz".

José Barroso (tertuliano Onda Cero): "Me gustaría que Rajoy hablase del modelo productivo"

El también tertuliano de Onda Cero José Barroso explicaba que "Rajoy va a ser fiel a sí mismo". "Cuando salió de la entrevista con el Rey dijo que ahora mismo él era incapaz de poder decir cuál es el déficit al que se enfrenta y las medidas de austeridad eran imposibles de ser expresadas con una cierta precisión". "Pienso que va a ser más bien una faena de aliño, no va a dejar que el toro se le vaya vivo peor tampoco se va  extremar excesivamente en cuanto a la serie de medidas que pretende aplicar". "Me gustaría que hablase del modelo productivo, porque este país no tiene ninguna solución sin un cambio estructural del modelo productivo y no creo que llegue a tanto".

Pilar Cernuda (tertuliana Onda Cero): "Lo que dice la gente de su entorno es que va a presentar un programa de actuaciones contundente y concreto"

Pilar Cernuda, en la misma emisora, apuntaba que "sería malo para todos que Rajoy hiciera una faena de aliño, porque hoy tiene que esbozar las líneas más importantes de su programa y no está este país para aliños. Es un discurso de mucho peso, calado y que va a marcar la vida cotidiana de los próximos 4 años". "Creo que va a hablar de pensiones, de funcionarios". "Tiene que hablar de la reforma laboral, ha puesto fecha, el 9 de enero tiene que haber acuerdo entre empresarios y sindicatos y si no él aplicará la suya e imagino que dará alguna pista sobre cómo quiere que sea esa reforma", "y lo que dice la gente de su entorno es que va a presentar un programa de actuaciones contundente y concreto".

Ignacio Camacho (tertuliano Onda Cero): "Me gustaría que además de centrarse en la economía su discurso incluyera un proyecto de regeneración democrática"

Ignacio Camacho, también en Onda Cero, señalaba que "quienes esperan cuantificación de recortes se van a quedar con las ganas", "y que el discurso de hoy va a ser un esbozo del plan estratégico de la legislatura sobre las reformas que va a emprender. Creo que tiene el relato político hecho y habla de la necesidad de un ajuste y que parece asumido por la población y que al menos durante un tiempo tiene margen para su aplicación. Lo que tiene que hacer ahora es darle letra a ese relato y explicar cómo reparte  los sacrificios. A mí me gustaría que además de centrarse en la economía su discurso incluyera un proyecto de regeneración democrática: de reformas del poder judicial, de la educación, y de otros aspectos de la vida política. Y me gustaría también – en eso soy poco optimista- que mencionase alguna clase de mención de compromiso con la restitución del prestigio y papel de autoridad moral de la Corona que está sometido en este momento a una crisis sobrevenida mucho más importante en el plano institucional de lo que la comidilla política puede parecer".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]